Liberadas en Barcelona jóvenes venezolanas de clase humilde obligadas a prostituirse

La gravísima situación de Venezuela causa la desesperación de mujeres que huyen de su país y caen en poder de las mafias

390
Uno de los prostíbulos. CNP
Uno de los prostíbulos. CNP

La catastrófica situación política, económica y social que padece Venezuela fuerza a algunas de sus ciudadanas y ciudadanos a tomar decisiones desesperadas para sobrevivir. No pocas jóvenes que abandonan el país caen en las redes de mafias internacionales que las esclavizan y las explotan sexualmente. La Policía española acaba de liberar hoy en Barcelona a tres de estas víctimas.

En el marco del “Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual” han sido liberadas hoy en Barcelona tres jóvenes procedentes de Venezuela, todas ellas de origen humilde. Las jóvenes eran captadas en su país natal ofreciéndoles ejercer la prostitución en Barcelona en unas condiciones económicas y laborables muy favorables que luego no se cumplían.


Las liberadas eran obligadas a “trabajar” en una embarcación del Puerto Olímpico.


La organización ofertaba servicios a bordo de un velero anclado en el Puerto Olímpico, que se podían contratar anticipadamente a través de Internet. La operación se ha saldado con la detención de ocho personas de nacionalidad española y venezolana, y se han registrado cuatro prostíbulos

La operación policial tiene su origen en el mes de abril de 2017, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de tres jóvenes venezolanas que, según sus manifestaciones, estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución en Barcelona en contra de su voluntad mediante amenazas y coacciones. Tras una laboriosa investigación se pudo determinar que se trataba de una organización criminal perfectamente estructurada, integrada por personas de nacionalidad española y venezolana, que captaba a jóvenes de origen humilde en el país sudamericano ofreciéndoles unas condiciones económicas y laborales muy atractivas para ejercer la prostitución en locales de Barcelona.

Como máximos responsables se encontraban un varón español y su mujer, española de origen venezolano, asistidos por otras seis personas -tres hombres y tres mujeres- que realizaban funciones de control de las víctimas y gestión de los prostíbulos.

DEMOSTRACIÓN PRÁCTICA PREVIA

La captadora buscaba a mujeres jóvenes a las que informaba que tendrían que hacer frente a una deuda con la organización de unos 3.000 euros en concepto de transporte y gestiones relativas al viaje y cruce de fronteras, pero que con la demanda de servicios existente en la ciudad condal podrían saldarla en poco tiempo. Las interesadas eran debidamente aleccionadas de que a su llegada a España debían manifestar que viajaban como turistas por un corto período de tiempo, para lo cual reunían los requisitos legalmente exigidos. Una vez en Barcelona eran recogidas por un miembro de la organización y trasladadas al domicilio donde deberían ejercer. Ya en el mismo, en ocasiones el máximo responsable les exigía una «demostración práctica previa» para comprobar su idoneidad para prestar los servicios sexuales. Durante el verano los máximos responsables ofertaban servicios a bordo de un velero anclado en el Puerto Olímpico, previa reserva anticipada por Internet.

Puerto Olímpico de Barcelona, donde las jóvenes eran obligadas a prostituirse. PROPRONEWS
Puerto Olímpico de Barcelona, donde las jóvenes eran obligadas a prostituirse. PROPRONEWS

Ya instaladas, las muchachas eran informadas de las verdaderas condiciones de “trabajo” que tendrían que afrontar bajo amenazas y coacciones, difiriendo mucho de lo ofrecido por la captadora: horarios mucho más prolongados, imposibilidad de elegir cliente, abono de una cantidad semanal en concepto de alojamiento y manutención, «multas» por no cumplir con las condiciones impuestas, o practicar determinados servicios sexuales sin preservativo con el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Además, el tener que compartir a medias los beneficios de las tarifas con la organización provocaba que la devolución de la deuda contraída y su dependencia se prolongara en el tiempo mucho más de lo inicialmente anunciado.

El operativo policial se saldó con la detención de los ocho integrantes de la organización criminal y cuatro registros llevados a cabo en otros tantos prostíbulos, en los que se intervinieron 9.400 euros en metálico, material informático y teléfonos móviles, así como abundante documentación relacionada con las actividades delictivas.

Los detenidos, cuatro hombres y cuatro mujeres, a quienes se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos con fines de explotación sexual, contra el derecho de los ciudadanos extranjeros, relativos a la prostitución y agresión sexual, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial correspondiente.

Dinero intervenido a los explotadores de las mujeres. CNP
Dinero intervenido a los explotadores de las mujeres. CNP

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo III de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Barcelona y de la Comisaría Local de Igualada (Barcelona).

CON LA TRATA NO HAY TRATO: DENÚNCIALO

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013 y que dio lugar a la creación de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional. Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

OTRAS INFORMACIONES ANÁLOGAS EN PROPRONEWS

No a los periódicos proxenetas

Periódicos proxenetas: llegan las primeras denuncias a PROPRONews

Periódicos proxenetas: enviados los primeros cuestionarios a La Vanguardia y a Hoy