Época de mascarillas

Imparable utilización mundial de esta protección facial tan útil contra la pandemia

227
De oro y diamantes, la mascarilla más cara del mundo. TELEMUNDO
De oro y diamantes, la mascarilla más cara del mundo. TELEMUNDO

Las mascarillas se han vuelto algo de uso tan común en todos los países como cualquier otra prenda de vestir. Hasta hace poco tiempo, antes de la pandemia, cuando algunos, por razones de salud, teníamos que usar mascarillas, éramos vistos por algunas personas, como seres raros, incluso ciertas personas, hasta casi indiscretamente, hacían comentarios despectivos, de rechazo o reproche. Ahora todo eso ha cambiado.

El doctor Francisco Telémaco Talavera Siles
El doctor Francisco Telémaco Talavera Siles

Las mascarillas se han vuelto algo de uso tan común como cualquier otra prenda de vestir. Hasta hace poco tiempo, antes de la pandemia, cuando algunos por razones de salud, teníamos que usar mascarillas, éramos vistos por algunas personas, como seres raros, incluso ciertas personas hasta casi indiscretamente hacían comentarios despectivos, de rechazo o reproche.

Esto en la cultura occidental, porque por los menos entre los japoneses el uso de mascarilla, para evitar o reducir el contagio propio y a otros, ha sido siempre muy común cuando una persona padece cualquier tipo de enfermedad respiratoria (gripe, bronquitis, etc.), como una forma de respeto y consideración para los demás y lo cual genera beneficios económicos al país, porque reduce el número de personas que ven afectada su capacidad de estudio y/o trabajo, y evita mayores gastos en los sistemas de salud y de seguridad social.


Las cosas han cambiado: ahora se mira raro a quienes no las llevan.


En la actualidad -y en cortísimo tiempo las cosas cambiaron diametralmente por efecto de la pandemia- son las personas que no usan mascarillas las que, al menos en muchos países, se ven como algo extraño, de quienes hay que retirarse, incluso hay lugares públicos (la mayoría en la mayoría de los países) donde no se puede entrar o donde no se permite permanecer si no se usa mascarilla.

¿Las mascarillas evitan por completo el contagio por el coronavirus? No, pero al menos está demostrado médicamente que reducen la probabilidad de contagio para quien la usa y sobre todo para terceros, sean estos conocidos, familiares o desconocidos que están cerca.

Las mascarillas portuguesas de Mó y las extremeñas de PiMedical, entre las mejores del mercado. PROPRONews
Las mascarillas portuguesas de Mó y las extremeñas de PiMedical, entre las mejores del mercado. PROPRONews

El uso de mascarillas se ha vuelto un asunto, además de salud pública, económico, social, ambiental e incluso político.

SALUD PÚBLICA

A como ya indicamos arriba, el usar mascarillas está demostrado médicamente que reduce la probabilidad de contagio para quien la usa y sobre todo para evitar el contagio de otras personas por quien, de manera sintomática o asintomática, tiene el coronavirus por haber sido contagiado con el SARS-CoV-2. Y esto puede suceder lo sepa o no, pero es más peligroso cuando no lo sabe, porque si lo sabe debe estar en cuarentena.


El uso de mascarillas se ha vuelto un asunto, además de salud pública, económico, social, ambiental e incluso político.


Quien por la razón que sea no usa mascarilla pone en peligro su salud y su vida, pero también la de su familia, allegados, o la de cualquier persona y por ende familia de esas personas, que estén cerca de él. Por tanto, usar mascarillas es un asunto de responsabilidad con uno mismo, con la propia familia y con la sociedad.

Lamentablemente sucede como con quien consume bebidas alcohólicas y conduce un vehículo, con frecuencia la víctima, o las víctimas, no es la persona que irresponsablemente conduce bajo el efecto de bebidas alcohólicas, sino terceras personas por los accidentes que ocasiona, en muchos casos con consecuencias trágicas, como trágicas pueden ser las consecuencias para quien de manera directa o indirecta es contagiado por el SARS-CoV-2 por personas que no usan mascarillas.

Mascarillas extremeñas de PiMedical, buenas y baratas. PROPRONews
Mascarillas extremeñas de PiMedical, buenas y baratas. PROPRONews

Aunque la vacuna aún no está disponible, las medidas para prevenir o al menos reducir la probabilidad de contagio son elementales: lavado frecuente de manos con agua y jabón, evitar tocarse la cara con las manos si no han lavado o desinfectado las manos, uso de geles hidroalcohólicos y uso de mascarillas apropiadas (más adelante indicaré por qué digo apropiadas), uso de guantes en los lugares que sea indicado (por ejemplo, para comprar frutas y verduras en los supermercados).

ECONÓMICO

El uso de mascarillas es un tema económico por diferentes razones. Solo mencionaré algunas de ellas:

1.- La producción y comercialización de mascarillas se ha convertido en gran negocio para grandes empresas en el mundo. La mayoría de la población del mundo padece los efectos en la salud y/o las graves consecuencias económicas y sociales de la pandemia, pero hay quienes hacen negocio de ella (las mascarillas es solo uno de esos negocios).


En Israel alguien encargó en una joyería una mascarilla de oro y diamantes a un precio de un millón y medio de dólares.


2.- Se ha convertido en una fuente de ingresos públicos sobre todo para los países que no han eliminado o al menos reducido significativamente los impuestos para su introducción, producción y/o comercialización.

3.- Se ha convertido en una fuente de ingresos para muchas empresas de todo tamaño (desde empresas familiares, hasta grandes empresas) que se han creado para producir y/o comercializar, personalizar o decorar mascarillas.

4.- Para muchas empresas ya existentes la producción y/o comercialización de mascarillas es una importante fuente de ingresos, o al menos un producto con gran demanda.

No todas las mascarillas sirven. PROPRONews
No todas las mascarillas sirven. PROPRONews

5.- Para las personas o familias son una nueva fuente de egresos, un nuevo gasto que por responsabilidad u obligación se tiene que incluir dentro de los gastos cotidianos. En el monto de la llamada canasta básica o egreso básico personal o familiar, el costo de las mascarillas debe incluirse necesariamente.

6.- Las personas y familias en condiciones de pobreza, las que estaban o que producto de la pandemia han quedado en el desempleo o reducido sus ingresos, son por múltiples razones más vulnerables a ser contagiados, y de ser contagiados, a sufrir efectos mayores. Una de estas razones es por la dificultad para adquirir y usar regularmente las mascarillas apropiadas, sumado a los problemas de nutrición, higiene, hacinamiento, limitado acceso y menor calidad en los sistemas de salud, seguridad social y educación a los cuales pueden tener acceso, etc. Lo anterior sumado al estrés emocional que es negativo para la salud personal y familiar indistintamente de la enfermedad o problema de que se trate. Este es un aspecto económico y social de la pandemia.

Algunos de los problemas que se producen vinculados a lo económico:

7.- Se producen y comercializan mascarillas que no reúnen los requisitos mínimos requeridos desde el punto de vista sanitario. Esto se puede convertir por un lado en una estafa y por otro en un atentado contra la salud pública.

8.- Se usan mascarillas más del número de veces máximo recomendado por tipo de mascarilla, esto para reducir gastos o para poder “lucir” por más tiempo un tipo de mascarillas determinadas.

9.- Se hacen personalizaciones de mala calidad.

SOCIAL

1.- Si antes de la pandemia el usar mascarillas podía no ser bien visto, ahora es lo contrario, el no usar mascarillas puede ser objeto de rechazo o discriminación.

2.- Como se lucen prendas de vestir y adornos personales de las más amplia variedad y calidad de acuerdo a la capacidad económica, hábitos, tradiciones, cultura, gustos personales, etc., también es posible en la actualidad ver una gran diversidad de modelos y calidades de mascarillas casi inimaginables.

Mascarilla portuguesa de Mó, entre las mejores del mundo. PROPRONews
Mascarilla portuguesa de Mó, entre las mejores del mundo. PROPRONews

3.- Las mascarillas ahora son parte del uniforme para muchas empresas, instituciones, agrupaciones o equipos. Así como los uniformes eran característicos y reflejaban la identidad institucional o corporativa, así ahora muchísimas empresas, instituciones, agrupaciones, equipos, etc. han dado hacer o exigen el uso de cierto tipo de mascarillas personalizadas a sus miembros.

4.- Pueden ser una prenda de lujo a lucir: hay mascarillas básicas de diferente tipo y calidad, pero también ya se han convertido en algunos casos en artículos de lujo. El caso extremo es la persona que en Israel dio a hacer una mascarilla a la Joyería Independent con 250 gramos de oro de 18 kilates y 3.608 diamantes para un total de 210 kilates con un costo de millón y medio de dólares.

5.- Muchas personas habrán criticado a las personas de otras culturas o religiones que ocultan parcialmente sus rostros (sobre todo las mujeres) y la realidad es que ahora por efecto de la pandemia, en el mundo entero, en menor o mayor medida, todo el mundo oculta parcialmente su rostro. Aunque los ojos son el mejor reflejo del estado de ánimo de las personas, ya no se pueden ver las sonrisas y en su lugar algunas personas usan mascarillas con sonrisas dibujadas o grabadas, aunque también hay mascarillas con imágenes tenebrosas.

6.- En la educación sobre todo para personas sordomudas el uso de mascarillas ha sido una limitante, porque el movimiento de los labios ayuda a interpretar las palabras o mensajes. En algunos casos ya se han comenzado a usar mascarillas transparentes.

7.- Las reuniones sociales (sobre todo de jóvenes) sin el distanciamiento social mínimo y sin el uso de mascarillas son una las principales fuentes de contagio del coronavirus en la actualidad. El contagio es aún mayor si esto se produce en lugares cerrados.

AMBIENTAL

Las mascarillas y guantes pueden ser, si no se reciclan, un nuevo y gran elemento de contaminación ambiental que ya están afectando los ambientes terrestres y acuáticos.

POLITICO

1.- El uso o no de mascarillas es parte del debate político en el mundo.

2.- Los negacionistas insisten en que el coronavirus no es tan letal como se dice. Algunos, después de negar la gravedad del mismo, han resultado contagiados e incluso algunos han muerto (por respeto no mencionaré casos muy conocidos).

3.- Hay quienes, para que se tenga una imagen de normalidad, rechazan el uso de mascarillas, o al menos no promueven su uso. El caso del presidente de EEUU, Donald Trump, quien supuestamente ya sufrió el contagio, es el más característico.

4.- El tipo, color y emblemas en las mascarillas son parte de las campañas políticas en muchas partes del mundo.

(Telémaco Talavera es Doctor Ingeniero Agrónomo, Rector Emérito de las Universidades Nacional Agraria y Nacional Autónoma de León (Nicaragua), Doctor Honoris Causa por las Universidades de Ciencias Agrícolas (Suecia) y Dubna International University (Rusia), entre otras, e investigador, escritor y articulista de prestigio internacional).

SOBRE EL AUTOR

Telémaco Talavera, un intelectual de proyección mundial, nuevo colaborador de PROPRONews

OTROS ARTÍCULOS

El hambre, tan letal como el coronavirus

¿Serán necesarios los profesores en el futuro?

La educación en valores, el arma más poderosa contra la violencia

Ni la autoridad más poderosa ni el arma más destructiva pueden nada contra el coronavirus

“Educación 2050”, la guía para implantar la nueva educación que necesita el mundo

¿Es un título profesional garantía de éxito?

El Tercer Contrato Social de la Educación y su aplicación práctica a la escuela en 10 pasos

El Tercer Contrato Social de la Educación

Contradicciones y retos de la Humanidad en el tiempo presente

¡Cuidado!, trabajo y empleo no son sinónimos