El abogado contra Kote Cabezudo denuncia presuntas amenazas de muerte

Mario Díez defiende a ocho jóvenes presuntas víctimas de violaciones y pornografía infantil

852
Mario Díez Fernández, el abogado denunciante
Mario Díez Fernández, el abogado denunciante

Mario Díez Fernández, abogado del colegio de Oviedo, ha difundido a través de las redes sociales una tremenda denuncia por una presunta trama de abuso de menores, violaciones y pornografía infantil, en la que culpa como presunto responsable al fotógrafo donostiarra Kote Cabezudo, contra el que tiene presentada querella en nombre de ocho de las presuntas víctimas. El denunciante asegura, además, que ha recibido amenazas de muerte por este caso, en el que implica también a personajes del mundo de la política y de otros ámbitos relevantes de la vida nacional, aunque no aporta nombres ni pruebas en la información videográfica que nos ha llegado.

A nuestra Redacción ha llegado un estremecedor video de quince minutos de duración, en el que el fotógrafo asturiano y abogado (colegiado en el ICA de Oviedo con el número 4256) denuncia públicamente a través de las redes sociales una presunta trama de abusos de menores, violaciones y pornografía infantil con fines de lucro, material que permanecería en las redes a disposición de los pederastas al precio de 14 euros la descarga, sin que la autoridad judicial receptora de la denuncia hubiese procedido al cierre de las correspondientes páginas webs. La actividad de la presunta trama se remontaría a varias décadas.


“Se me ha sugerido la posibilidad de quitarme de en medio”.


En dicho video, su autor asegura que ha tenido que denunciar el caso de esta forma, dada la falta de respuesta de las autoridades competentes en la materia, incluida la Fiscalía General del Estado. El denunciante dice en el video haber enviado también información del caso a los principales medios y periodistas de este país sin haber obtenido respuesta y afirma, de manera explícita, que ha recibido amenazas de muerte -“se me ha sugerido la posibilidad de quitarme de en medio”, dice textualmente-, por lo que advierte que ha realizado un completo y documentado dossier de los hechos, con nombres y apellidos de los personajes implicados, y ha dotado un fondo económico, a fin de que el representante legal que ha dejado designado pueda aportarlo al juez en caso de que a él le “ocurra algo”.

Asimismo, Mario Díez hace una llamada a los periodistas, a los que se ofrece para ampliar y contrastar la información. Pero la realidad es que cuando nuestro periódico se ha puesto en contacto con él, vía correo electrónico, su respuesta ha sido evasiva, cosa que no se entiende en alguien que lanza un video tan dramático y sobrecogedor, en el que pide fervientemente una ayuda informativa que luego, al menos en nuestro caso, desatiende o rechaza.

LAS EVASIVAS DEL ABOGADO

En cuanto tuvo noticia de la existencia de esa denuncia y visualizó el video, nuestro director trató de ponerse en contacto directo con Mario Díez, llamándole telefónicamente sin recibir respuesta y le envió un correo electrónico en el que, entre otras cosas, le decía:

Estimado Mario:

Hoy ha llegado a nuestra Redacción el video grabado por usted, denunciando el caso de Kote Cabezudo. Hemos intentado contactar con usted telefónicamente, pero aún no ha sido posible.

Le expresamos nuestro apoyo y esperamos poder comentar con usted el asunto para su ulterior publicación, desde la independencia que nos da el ser un grupo de periodistas jubilados, con una experiencia en común de cientos de años de ejercicio profesional, que realizamos este trabajo por puro altruismo, sin percibir remuneración alguna y, por supuesto, sin admitir publicidad ni subvenciones públicas o privadas, ni, por tanto, consignas ni presiones de nadie.

Puede llamarme al número (xxxxxx). De todos modos, volveré a llamarle mañana lunes.

Gracias y ánimo en esa lucha valiente que ha emprendido contra la pornografía infantil, los abusos a menores y los tejemanejes de políticos y jueces”.


El letrado pide ayuda a los periodistas y hace oferta de información que luego no da, al menos en nuestro caso.


La respuesta del abogado no puede ser más decepcionante, impropia de alguien que lanza a las redes tan alarmante alerta:

Estimado José Mª,

Lo primero, muchas gracias por sus palabras y por el apoyo. Se lo traslado a las víctimas que son lo importante de esto realmente. El teléfono no lo estoy cogiendo a nadie que no tenga agendado previamente. Estoy recibiendo todo tipo de llamadas, todo el rato además y tengo que filtrar por propia salud mental.

Le felicito por su iniciativa. En cuanto tenga un rato, echaré un vistazo con atención a su web y le diré alguna cosa” (y se despide afectuosamente).

La respuesta de nuestro director ha sido la siguiente:

Estimado Mario:

No pretendo agobiarle con llamadas, por eso le he facilitado mi teléfono, para que me llame usted. Debe considerar que si como periodista recibo su video, con esa angustiosa llamada de que incluso corre peligro de muerte, y rápidamente, en el mismo momento que lo visualizo, trato de ponerme en contacto no solo para ampliar la noticia y conocer más detalles, sino para ofrecerle también nuestro apoyo personal y como medio, la respuesta no puede ser -se lo digo con toda cordialidad y respeto- que está recibiendo muchas llamadas «de todo tipo» y que ha de proteger su salud mental.

Nosotros somos periodistas profesionales que acudimos a la angustiosa llamada de una noticia -que más bien parece una petición de socorro social e informativo- y la respuesta, desde nuestra dilatada experiencia con casos tan sangrantes o más que el suyo -no le quiero contar nuestras experiencias con el terrorismo o con guerras- no puede ser dilatoria por los motivos que apunta.

En usted queda la decisión de lo que deba hacer, pero le aseguro que en modo alguno pretendemos incomodarle y que en pocos medios va a encontrar una determinación y una independencia como las nuestras”.

RESERVAMOS EL VIDEO ORIGINAL

Hemos archivado el video original y no lo publicaremos hasta que podamos contrastar su contenido con Mario Díez y conocer la querella de primera mano. De todos modos, los lectores interesados pueden buscarlo en Internet, donde se ha hecho viral, aunque no esperen encontrar en él nombres de implicados, salvo el del señor Cabezudo, ni siquiera el contenido de la querella judicial aludida.

OTRAS INFORMACIONES ANÁLOGAS EN PROPRONEWS

Periódicos proxenetas: llegan las primeras denuncias a PROPRONews

Periódicos proxenetas: enviados los primeros cuestionarios a La Vanguardia y a Hoy

No a los periódicos proxenetas

Escalofriante catarsis colectiva contra las agresiones sexuales

“El acosador no te respeta ni siendo consejera de un Gobierno autonómico”

“Yo también fui acosada”