El renacer de una ciudad de frontera

Badajoz, la primera ciudad extremeña, vive un proceso de recuperación y afán de futuro

3073
El Guadiana a su paso por Badajoz. Al fondo, Portugal. J.M. PAGADOR
El Guadiana a su paso por Badajoz. Al fondo, Portugal. J.M. PAGADOR

El pasado sitúa a Badajoz, la primera ciudad de Extremadura, en una periferia pobre contra una raya hermética y un tejido urbano degradado. El presente desvela una ciudad sobre una frontera abierta, camino obligado entre Madrid y Lisboa, y con un extraordinario desarrollo humano, social y cultural. Y el inmediato futuro anuncia un Badajoz de consenso institucional, con una clara determinación para la recuperación de su casco histórico y monumental, su conversión en un gran enclave logístico y la ansiada llegada del AVE, entre otros logros. En este trabajo, el autor, que ha nacido en la ciudad y la conoce bien, y que además tiene la visión cosmopolita de su formación internacional y de haber vivido décadas en Francia y en Gran Bretaña, hace un recorrido por los principales hitos de la evolución de la capital pacense y su porvenir.

Iván Cedrón Adam
Iván Cedrón Adam

Badajoz.-

La historia es el testigo de los tiempos, la antorcha de la verdad, la vida de la memoria, maestra de la vida (Cicerón).

Badajoz ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos relevantes a lo largo de su existencia, pero durante mucho tiempo su historia permaneció en el olvido y el mal estado de su patrimonio era el mejor reflejo de esa situación Hoy, gracias al esfuerzo incansable de la sociedad civil badajocense, de ciudadanos comprometidos, el impulso de sus asociaciones culturales (Amigos de Badajoz, Asociación Cívica, Asociación Alfonso IX, Real Sociedad Económica de Amigos del País -con sus Apuntes de Badajoz-), la ciudad va recuperando progresivamente su patrimonio y su historia. Los fondos europeos y las inversiones de las distintas administraciones han hecho posible avances tangibles y significativos.

Badajoz, fundada en el año 875 por Ibn Marwan, es una ciudad que, por su dimensión fronteriza y estratégica, ha sido testigo y escenario de numerosos acontecimientos históricos que forman parte de la historia europea. Como ejemplo de ello podemos mencionar que el nombre de la ciudad está inscrito en el Arco del Triunfo de París.


La potente acción ciudadana, el consenso entre administraciones y los fondos europeos, claves del despegue.


Algunos de sus hitos históricos más relevantes son su fundación musulmana, la dinastía aftásida (una de sus figuras más destacadas de ella fue Sapur), las taifas y las etapas almorávide y almohade. Otro momento histórico importante fue La conquista de Badajoz por Alfonso IX (1230), que significaría la incorporación de la ciudad al Reino de León. La creación de la frontera más antigua de Europa (La Raya) con los Tratados de Badajoz (1267) y de Alcañices (1297), sin olvidarnos de mencionar también la contribución financiera decisiva de la Diócesis de Badajoz al primer viaje de Colón a América.

Badajoz también tiene su giralda. J.M. PAGADOR
Badajoz también tiene su giralda. J.M. PAGADOR

PERÍODO RENACENTISTA

El período renacentista ha dejado en la ciudad algunas de sus construcciones más emblemáticas, como el Puente y la Puerta de Palmas, el Puente de Cantillana, el Convento de Santa Ana, el Palacio de los Condes de Roca (hoy Museo Arqueológico), el Museo de la Ciudad Luis de Morales, Las Descalzas, la iglesia de Santa Catalina, la Plaza Alta de estilo renacentista (que fue reformada a partir de 1699).


El Plan Badajoz tuvo su origen en la política hidrológica de la II República.


La presencia de Felipe II (1580) en Badajoz durante siete meses, las Guerras de separación de Portugal (1640-1688 y la Guerra de Sucesión (1704-1713), o la Guerra de la Independencia (1808-1814), son otros hitos históricos en los que Badajoz tuvo un papel relevante.

Badajoz cuenta con la mayor alcazaba de Europa (siglo XII) y es la ciudad española con el conjunto amurallado de España (siglo XVII) más grande del país. Por este motivo sería muy deseable que gozase del mismo cuidado y atención que su homóloga la de Pamplona. Pero sigue siendo la ciudad con más perímetro de muralla de España, a pesar de los derribos realizados para acometer el ensanchamiento de la ciudad a partir de 1933 (avenida de Colón, avenida de Huelva y ensanche hacia San Roque), que se llevó a cabo con la oposición, en 1935, del entonces delegado de Bellas Artes, el pintor Adelardo Covarsi. Sin embargo, los derribos más importantes tendrían lugar en la década de los años 40 y en el período de 1955-1965, que de nuevo contaron con la oposición de la Dirección General de Bellas Artes y, en particular, del delegado general Manuel Terrón Albarrán, abogado, escritor, arabista, fundador de la Real Academia de Extremadura, pintor, cazador y autor entre otras libros destacadas del monumental El solar de los Aftásidas.

Bulevar de la avenida de Huelva. J.M. PAGADOR
Bulevar de la avenida de Huelva. J.M. PAGADOR

Si retrocedemos por un momento a mediados del siglo XIX, saldrá a nuestro encuentro la torre de Espantaperros (siglo XII) que fue salvada del derribo en varias ocasiones y finalmente puesta a salvo y restaurada en 1926. Su campana corrió, afortunadamente, la misma suerte y en 1890 fue trasladada al Museo Arqueológico. Gracias a la movilización de diversos colectivos y con el impulso determinante de la Asociación de Amigos de Badajoz, la torre contará pronto con una réplica de la original, que se cree que es del siglo XVI. El principal uso de la campana ha sido, a lo largo de la historia, anunciar acontecimientos importantes. Se espera que la réplica, una vez instalada en su lugar, pueda anunciar el final de la pandemia.

El consenso entre administraciones, el Ayuntamiento entre ellas, va a permitir la recuperación del casco histórico. J.M. PAGADOR
El consenso entre administraciones, el Ayuntamiento entre ellas, va a permitir la recuperación del casco histórico. J.M. PAGADOR

PLAN HIDROLÓGICO DE LA REPÚBLICA

Entrado ya el siglo XX, no podemos olvidar de mencionar el Plan Hidrológico Nacional de 1933, cuando se realiza el diseño y la planificación del Plan Badajoz y todo el estudio de los futuros embalses, todo ello impulsado por el Ministerio de Obras Públicas, siendo ministro el socialista Indalecio Prieto, y que, por razones obvias no pudo realizarse entonces. El Plan Costa (1940) no hará más que retomar todo el trabajo realizado durante la II República.


Después de 22 años de espera se ha acordado la creación del consorcio para la recuperación integral del casco histórico de la capital pacense.


Habrá que esperar al año 1952 cuando el régimen franquista asumirá esta iniciativa. Pero el Plan Badajoz de 1952 no reportaría a la zona todos los beneficios deseados, al excluir la parte industrial, de la que no se beneficiaría ni la ciudad ni su provincia, siendo la actividad transformadora transferida a otras regiones.

Pero antes, el 25 de marzo de 1936, tuvo lugar la ocupación pacífica de 250.000 hectáreas de tierra por 80.000 yunteros extremeños. En el verano del 36, la extrema crueldad de la represión franquista en la provincia de Badajoz fue relacionada por los con los acontecimientos del 25 de marzo.

José Mª Pagador con directivos de los Amigos de Badajoz. Ellos encarnan la acción ciudadana que está detrás de la evolución de la ciudad.
José Mª Pagador con directivos de los Amigos de Badajoz. Ellos encarnan la acción ciudadana que está detrás de la evolución de la ciudad.

En Badajoz, en su plaza de toros y en diferentes partes de la ciudad, incluido el cementerio, la represión franquista superaría todos los límites, una tragedia que tuvo una gran repercusión internacional.

MEMORIA Y OLVIDO

El primer deber de la democracia es la memoria (Pierre Vidal-Naquet).

En 1998, el presidente de la Junta de Extremadura, el socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra, excluyó la opción de convertir la antigua plaza de toros en un lugar de memoria, para el cual ya existía un proyecto que había sido elaborado por Luis Plá (hijo y sobrino de los hermanos Plá, una de las principales familias de izquierda represaliadas)

Excluida, pues, esta opción, se construyó allí el Palacio de Congresos, al considerar Rodríguez Ibarra que lo importante era mirar hacia el futuro. Sin embargo, sería muy difícil entender que este tipo de decisiones hubiera podido ser tomada en países como Francia, Alemania o Portugal, mucho más sensibles al relato histórico y al trabajo de memoria. Sin historia no hay memoria, y el olvido impide que las heridas se cierren y abre la puerta a las manipulaciones. El deber de memoria es parte de la cultura cívica y democrática.

Plaza Alta, donde antes estaba el antiguo mercado de abastos, recuperada para la ciudadanía. J.M. PAGADOR
Plaza Alta, donde antes estaba el antiguo mercado de abastos, recuperada para la ciudadanía. J.M. PAGADOR

Al día de hoy, sigue sin haber una placa conmemorativa en el exterior del Palacio de Congresos, al no haberse alcanzado un acuerdo en el ayuntamiento sobre el texto que debe figurar en la placa; y tampoco se tiene noticia de la Junta de Extremadura sobre el espacio de interpretación y exposición permanente prometido en el interior del edificio. En 2009, el Ayuntamiento de Badajoz contribuiría también a ese proceso de desmemoria, alterando sustancialmente una de las tapias del viejo cementerio donde tuvieron lugar numerosos fusilamientos.

AÑOS 70 Y DEGRADACIÓN DEL CASCO ANTIGUO

En los años 60 y 70 del siglo pasado, continuó imparable el proceso de degradación del casco antiguo de la ciudad, pero ciertas acciones ciudadanas evitaron que se consumasen graves atentados contra su patrimonio. En 1975, el mercado de abastos de la Plaza Alta (hoy Edificio Metálico situado en el Campus Universitario de la ciudad), cuya monumental estructura metálica es una joya de la arquitectura de la época, fue salvado gracias a la intervención decisiva del periodista José María Pagador, director de esta publicación, que instó del alcalde la paralización inmediata del corte de la estructura, vendida para chatarra, amenazó con acciones judiciales e informó preventivamente en la prensa del derribo y de la posible destrucción del edificio, logrando no solo salvarlo, sino también costear el traslado y la primera recuperación del inmueble, gracias a la organización de un gran espectáculo titulado Noche Gitana, que el periodista concibió, organizó y dirigió, al no disponer el ayuntamiento de fondos para intervenir en la recuperación. El edificio sería trasladado y montado en 1977 en su ubicación actual en el Campus Universitario.

El antiguo mercado de abastos de Badajoz, salvado por el periodista. J.M. PAGADOR
El antiguo mercado de abastos de Badajoz, salvado por el periodista. J.M. PAGADOR

En 1983, la ciudad vivió otra circunstancia similar, después de que el ayuntamiento de entonces hubiese vendido el teatro López de Ayala (135 años de historia) para su demolición y la construcción de un bloque de viviendas en el solar. El teatro logró salvarse del derribo gracias a otra acción de José María Pagador, que en su calidad de periodista no solo informó del asunto, sino que además organizó una protesta ciudadana en connivencia con José Manuel Villafaina Muñoz, gran profesional del teatro, que puso en riesgo su integridad física frente a las excavadoras que habían iniciado la demolición del edificio.

Tampoco podemos dejar de evocar la historia más reciente de la ciudad sin hablar del Carnaval y de sus fundadores hace 40 años, que fueron los dos protagonistas que acabamos de mencionar, José María Pagador y José Manuel Villafaina.

En 1995, llegarían los primeros fondos europeos, de la mano del Plan Urban cuyo resultado más visible fue la rehabilitación de la Plaza de Alta (además del Museo de la Ciudad y del parking Santa María…) Ese mismo año la Asociación de Amigos de Badajoz iniciaba su andadura, una Asociación que ha sido decisiva por sus numerosas iniciativas (desde 1998 Almossassa Batalyaws, conmemoración de la fundación de la Ciudad), además de su faceta educativa, dando a conocer a la ciudadanía el patrimonio de la ciudad.

Al fondo, la gran alcazaba pacense, coronando la parte histórica de la ciudad. J.M. PAGADOR
Al fondo, la gran alcazaba pacense, coronando la parte histórica de la ciudad. J.M. PAGADOR

CONSORCIO FRACASADO Y RECUPERADO

En 1999 Badajoz vivió un atisbo de esperanza, con la posible creación de un Consorcio para el Casco Antiguo que finalmente no se materializó porque, después de llegar a un acuerdo entre la Junta de Extremadura y el ayuntamiento, nunca se llegó a firmar. El Partido Popular y su alcalde Miguel Celdrán consideraron que los intereses particulares (la especulación urbanística) eran más importantes.

Hay que destacar también que, gracias a la presión ciudadana de diversos colectivos, el primer proyecto sobre el Campillo presentado por el equipo de gobierno y su alcalde también del PP, Francisco Javier Fragoso, en 2014, una urbanización moderna sin ningún respeto por el entorno patrimonial e histórico, no prosperó. Desde entonces, un nuevo proyecto ha salido adelante, jun proyecto que respeta el entorno histórico y patrimonial de forma satisfactoria y que está a la espera de que concluya la fase arqueológica.

Y, por fin, el pasado 5 de abril después, de veintidós años de espera, se ha llegado a un acuerdo para la creación del consorcio que permitirá la recuperación integral del casco histórico de la capital pacense.

Teatro López de Ayala, salvado gracias a la acción conjunta del periodista y de José Manuel Villafaina. J.M. PAGADOR
Teatro López de Ayala, salvado gracias a la acción conjunta del periodista y de José Manuel Villafaina. J.M. PAGADOR

Ya en el año 2006 se había iniciado la rehabilitación de la Alcazaba, con la colaboración de las diferentes administraciones públicas. En 2016, Badajoz recibió 15 millones de euros de la Unión Europea, fondos que están permitiendo inversiones muy importantes en el ámbito del patrimonio histórico. Este proyecto fue presentado a la UEE con el consenso de todas las fuerzas políticas del consistorio.

Y hoy, gracias a la acción ciudadana, al acuerdo entre las diferentes administraciones y a una importante inversión de fondos europeos y fondos públicos de las instituciones locales y regionales, Badajoz puede proyectarse definitivamente hacia el futuro. El renacer de esta ciudad se va a lograr con la recuperación continua de su patrimonio y con un mejor conocimiento de su pasado, al mismo tiempo que se desarrollan nuevas actividades y oportunidades económicas relacionadas con el sector de la logística, a la que acompañará también la tan ansiada mejora de las comunicaciones ferroviarias y la llegada del AVE, indispensables para el desarrollo de la ciudad y de Extremadura.

(Iván Cedrón Adam es un profesional con una amplia formación académica en Lenguas extranjeras, Literatura francesa, Derecho, Management y Liderazgo, y un gran conocedor del mundo anglosajón y de Francia y Gran Bretaña, países donde ha vivido durante las dos últimas décadas).

SOBRE EL AUTOR

Iván Cedrón Adam, prototipo de europeo moderno y activo y experto europeísta

OTRAS INFORMACIONES

Brexit, regreso a los años 50

Estados Unidos, 3 de noviembre, un momento verdaderamente histórico

El Reino Unido, en una encrucijada histórica

Crisis constitucional sin precedentes en el Reino Unido

Arrepentidos del Brexit

Veil y Moreau, dos adelantadas de Europa