Vox se adelanta a todos

Buzoneo masivo e innominado de las candidaturas ultras con un mensaje abiertamente regresivo y xenófobo

160
Una propaganda lujosa, costosa y retrógrada. PROPRONews
Una propaganda lujosa, costosa y retrógrada. PROPRONews

El partido ultraderechista Vox ha sido el primero en llegar con su propaganda y sus papeletas a una mayoría de hogares españoles, sobre todo en las grandes ciudades. Sin respetar el deseo de centenares de miles de ciudadanos y ciudadanas que pidieron no recibir propaganda electoral, Vox ha buzoneado los domicilios de todas las capitales de provincia y las principales ciudades del país, en un alarde propagandístico, de organización y de calendario. Desde hace tres días, 72 horas antes del comienzo de la campaña electoral, empezó a llegar masivamente a los domicilios españoles el sobre con las candidaturas y el mensaje xenófobo y arcaico de Vox, que representa una vuelta atrás de 50 años.

Madrid.-

Es un sobre tipo americano con la bandera de España impresa a todo color por ambas caras. Para sortear el deseo de muchos ciudadanos de no recibir ningún sobre de propaganda electoral, Vox ha omitido en sus envíos el nombre del receptor, pero hace constar con toda exactitud la dirección, con el número del portal, la planta y el número de piso o puerta de cada cual.

Todo eso quiere decir que el partido ultra está echando el resto en estos comicios, pues, aparte del coste superior de una propaganda impresa a todo color, el hacer constar la dirección exacta de cada ciudadano innominado y que el envío llegue requiere un importante esfuerzo logístico.


En una carta de 30 líneas Abascal se carga todo lo conseguido en España gracias a una Transición y una Constitución modélicas.


Ciudadanos consultados por este periódico han señalado que en cuanto han visto un sobre de esas características en su buzón lo han tirado directamente a la papelera de la publicidad desechada que hay en todos los portales, imaginando quién era el que lo enviaba.

Cada sobre contiene la candidatura de Vox correspondiente a cada circunscripción y una carta impresa en cuatricromía, firmada por su presidente, Santiago Abascal, cuyo retrato aparece al pie. Dicha carta, que empieza con un “querido compatriota” -obviando claramente el lenguaje inclusivo, pues podía haberse dirigido al elector en plural (“queridos compatriotas”) si pretendía omitir el “queridos y queridas,,,”, contiene desde el principio mensajes que retrotraen a épocas pasadas felizmente superadas.

Así, ignorante de la globalización y de la pertenencia de España a la UE o la OTAN, entre otros organismos internacionales, el caudillo Abascal propone “defender nuestras tradiciones y nuestra economía frente a los organismos supranacionales”; “combatir la inmigración ilegal” sin tener una palabra para los millones de refugiados que huyen de la guerra, de la persecución o del hambre; “revertir el costoso modelo autonómico”, sin mencionar que más costoso e ineficaz fue para todos el ultracentralismo franquista; y, en definitiva, imponer a toda costa su concepto de “orden” y de “libertad frente a la dictadura progre”.

Es decir, de un plumazo, una carta de 30 líneas se carga todo lo que España ha conseguido a través del ejemplar camino de la Transición democrática y de una Constitución modélica, cosas ambas que han situado a nuestro país en el grupo de cabeza entre los más avanzados y justos del mundo.

Lo más curioso y que pone de manifiesto la contradicción en que vive el partido ultra, es su denuncia de que “los partidos incrementan el gasto político” y propone “reducir” este gasto, cuando es Vox, con este buzoneo de lujo, uno de los que más gasta en esta campaña.

OTROS ARTÍCULOS

En cualquier otro país europeo esto sería delito

Virrey de los hunos

Llamadme distópica…

Llamadme valiente…