viernes, 19 abril, 2024
spot_img
InicioPolíticosVictoria incontestable y muy meritoria de Miguel Ángel Gallardo

Victoria incontestable y muy meritoria de Miguel Ángel Gallardo

Es el nuevo líder del PSOE extremeño, sin apoyos orgánicos pero con el voto masivo de la militancia

Tal como pronosticamos el pasado viernes en nuestra información Gallardo, la callada eficacia, el permanente consenso, Miguel Ángel Gallardo Miranda arrasó en las primarias del PSOE extremeño, de las que ha salido fortalecido por el voto masivo de la militancia como nuevo líder del partido en la región, candidato a presidir la Junta de Extremadura y muy posible nuevo presidente del gobierno autonómico después de este paréntesis de derecha y ultraderecha. Su victoria es no solamente incontestable -le ha sacado 14 puntos de diferencia a su última oponente- sino muy meritoria, porque Gallardo no contaba con el apoyo del aparato.

Mérida.-

Luchando contra los elementos -y ya se sabe que en política los tuyos pueden ser tus peores enemigos- Miguel Ángel Gallardo Miranda obtuvo ayer sábado una arrolladora victoria en las primarias del PSOE de Extremadura, con más del 56% del voto de la militancia, frente al 42% de su oponente, Lara Garlito Batalla, vicepresidenta primera de la Asamblea y, hasta ahora, vicesecretaria general de los socialistas extremeños. Medios locales que apoyaban a esta última tuvieron incluso el cuajo de publicar que había sido “una victoria muy ajustada”. Si una amplísima mayoría absoluta del 56%, que en no pocas agrupaciones ascendió al 70, 80 y 90%, es una “victoria ajustada”, yo tendré que volver a estudiar periodismo para refrescar mi concepto de objetividad e imparcialidad. Se puede ser subjetivo y parcial en tu opinión, claro (todos lo somos), pero no en la información que das, que no debes manipular ni tergiversar.

LA ESPALDA MEDIÁTICA Y LA ORGÁNICA

No era este, el de la “espalda mediática”, el único escollo que Gallardo tuvo que sortear para alzarse con la victoria, sino, sobre todo, la “espalda orgánica”, habida cuenta de que el aparato provincial de Badajoz, el regional de Extremadura y el nacional de Ferraz se la dieron descaradamente, decantándose previamente por Lara Garlito, a fin de influir “desde arriba” en la militancia.


Las maniobras del aparato para evitar la victoria de Miguel Ángel Gallardo han sido palpables.


Las maniobras para evitar la victoria de Gallardo, después de sus valientes declaraciones de junio de 2023, han sido palpables. En aquellas declaraciones, después de las elecciones autonómicas de mayo y de la pérdida del poder regional por parte de los socialistas, Gallardo dijo que Guillermo Fernández Vara, en lugar de postularse como candidato en esas elecciones, “debió dar un paso atrás para dejar paso a un proyecto más ilusionante”, e incluso se atrevió a cuestionar al expresidente y todavía secretario general de los socialistas extremeños, que cesará en el próximo congreso del partido, declarando que Vara se había equivocado al “no criticar algunas de las políticas del Gobierno que nos han hecho daño”, en clara referencia a la disgregadora deriva del sanchismo. Incluso llegó a deslizar que la presencia de Pedro Sánchez en los actos de campaña de dichas elecciones habían perjudicado al PSOE extremeño.

ESTRATEGIA ANTI-GALLARDO

Estas declaraciones que merecieron la primera página de los periódicos y los principales espacios de los informativos radiados extremeños, supusieron un bombazo en las aparentes aguas calmas del socialismo extremeño hasta ese momento. Unas declaraciones públicas que el propio Fernández Vara reconoció que ya había formulado Gallardo en el ámbito interno del partido y que a él no le sorprendían. Fue en ese momento, con el expresidente anunciando su retirada, cuando Gallardo tuvo el coraje, después de esas declaraciones, de empezar a postularse como candidato a liderar el PSOE extremeño y la Junta de Extremadura, lo que le valió la reprimenda interna y externa del aparato.


Gallardo ha ganado a la candidata de Pedro Sánchez “haciendo un Pedro Sánchez”, es decir, logrando el voto masivo de los militantes frente a las maniobras del aparato.


Ferraz y el aparato provincial y local, en perfecta connivencia y sabedores de la fuerza de Gallardo como artífice de seis mayorías absolutas consecutivas como alcalde de Villanueva de la Serena y de la mejor gestión que se recuerda al frente de la Diputación de Badajoz, trazaron una estrategia pensada para evitar lo que ahora ha sucedido. Primero empezaron a afearle que hubiese formulado aquellas declaraciones, cuando la realidad es que esa acción era consecuencia de la inteligencia política para interpretar oportunidades (que no es lo mismo que oportunismo) y después le criticaron que se postulase para líder socialista extremeño cuando “eso no tocaba todavía”. Con ello, el aparato no hizo más que proyectar lo contrario de lo que pretendía, poniendo ante los ojos de la ciudadanía y de la militancia a un Miguel Ángel Gallardo inteligente e intuitivo, que vislumbraba que estaba llegando su gran oportunidad y que tenía el valor, cuando llegó el momento, de reconocerlo públicamente y de postularse para la victoria arrolladora de este sábado.

El aparato lanzó frente a él nada menos que a dos contrincantes “de peso”, para asegurar los flancos de su estrategia, por si fallaba uno o la otra, e incluso para intentar que en la carrera solo quedasen los dos bendecidos orgánicamente, la mencionada Lara Garlito y el exconsejero de Fernández Vara, José María Vergeles. Lo vano de la operación empezó a quedar claro cuando Vergeles ni siquiera fue capaz de cosechar el mínimo número de avales necesario para presentar candidatura.

RENOVACIÓN Y CAMBIO

Planteada, pues, la contienda entre Gallardo y Garlito, la “batalla” -nunca mejor dicho- empezó con el vuelco de toda la fuerza del aparato nacional, regional y provincial en favor de la que pretendía ser la primera mujer en liderar el PSOE de Extremadura, ya que no el gobierno autonómico, logro al que se le adelantaron los populares con María Guardiola al frente.

De modo que ha sido radicalmente inútil que Pedro Sánchez y Rafael Lemus Rubiales como secretario general del PSOE de Badajoz, hayan intentado poner palos en las ruedas de Gallardo, alentando la victoria de Garlito a la primera, o, alternativamente que hubiese que ir a una segunda vuelta si ninguno de los dos alcanzaba el 50% del voto. Pero eso no ha ocurrido, porque el sábado la militancia socialista extremeña habló con claridad otorgando a Gallardo el 56% de los votos y, paradójicamente, ganando a la candidata de Pedro Sánchez “haciendo un Pedro Sánchez”, es decir, logrando el voto masivo de los militantes contra las maniobras del aparato, exactamente lo mismo que dio la victoria a Sánchez en aquellas primarias socialistas nacionales que parecen ya lejanísimas en la historia.

Le toca ahora a Miguel Ángel Gallardo renovar la estructura anquilosada de los aparatos provinciales y regional del PSOE extremeño, dar entrada a una nueva generación, rodearse de un equipo joven, formado y meritorio -del cual es un claro ejemplo el joven y exitoso alcalde de Valverde de Leganés, Manuel Borrego Rodríguez, que a su excelente formación universitaria une la gestión impecable que le está granjeando en su pueblo casi tantas mayorías absolutas como las de Gallardo en Villanueva de la Serena-, para llevar al PSOE de Extremadura a una nueva etapa de credibilidad y éxito, paso imprescindible para recuperar la presidencia de la Junta de Extremadura, que ya nos atrevemos a pronosticar aquí que, con lo visto el sábado, caerá como fruta madura en el campo de la socialdemocracia extremeña constitucional y respetuosa con los valores de nuestro país y nuestra legalidad institucional.

(José María Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son AbeceImagindario (fotolibro, Fundación Caja de Badajoz), Lencero, el hombre que no se encontró a sí mismo (biografía, Fundación Caja Badajoz), y Susana Leroy (novela, Fundación José Manuel Lara/Grupo Planeta).

SOBRE EL AUTOR

José María Pagador Otero

OTRAS INFORMACIONES SOBRE MIGUEL ÁNGEL GALLARDO

Gallardo, la callada eficacia, el permanente consenso
“Villanueva de la Serena, la gran excepción del Sur” (El País), o “el milagro Gallardo”
Miguel Ángel Gallardo, un gran candidato a liderar el PSOE y la Junta de Extremadura

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias