lunes, 4 marzo, 2024
spot_img
InicioPolíticosMiguel Ángel Gallardo, un gran candidato a liderar el PSOE y la...

Miguel Ángel Gallardo, un gran candidato a liderar el PSOE y la Junta de Extremadura

Seis mayorías absolutas como alcalde y una ejemplar gestión al frente de la Diputación de Badajoz, entre otros méritos, avalan su candidatura

Miguel Ángel Gallardo Miranda fue, hace semanas, el primero en dar el paso como candidato a liderar el PSOE extremeño y la Junta de Extremadura, tras la etapa de Guillermo Fernández Vara. Después han surgido otros dos candidatos, pero solo él sabe lo que es ganar elecciones como cabeza de cartel, nada menos que seis mayorías absolutas como alcalde de Villanueva de la Serena, amén de su exitosa gestión al frente de la Diputación Provincial de Badajoz, donde ha implantado una ejemplar política de consenso. Reproducimos aquí el artículo que Manuel Aguilar Yuste le dedicó en la prensa extremeña, y que es un retrato cabal de Miguel Ángel Gallardo, seguramente el favorito a liderar la próxima etapa del PSOE extremeño y a ganar las elecciones autonómicas cuando toque.

El profesor Manuel Aguilar Yuste
El profesor Manuel Aguilar Yuste

Badajoz.-

Una apuesta por el valor de la palabra

A mi modo de ver, cuando un partido político entra en un proceso de cambio de ciclo y sucesión en su cuadro de mando, la opinión pública convergente y divergente comienza a manifestarse en forma de oráculo individual-grupal o con toque de queda al sanedrín. Más aún cuando esa opinión pública tiene barra libre en las redes sociales y en las plataformas de difusión social.

Siendo un tiempo de ajustes en el reloj sucesorio que marcará el nuevo mapa político del socialismo extremeño, solo una persona ha levantado la mano, Miguel Ángel Gallardo Miranda. Por su valiente decisión e ir de frente, se le ha reprochado desde las ‘trincheras’ y sin dar la cara, pero estos calificativos son particulares de esa opinión pública divergente y de las reglas del juego sucio de la política.

Pues bien, ser ambicioso en política creo que no es un defecto, sino una gran virtud e, incluso, una necesidad. Cuando un equipo de fútbol juega un partido, ¿qué cualidad requiere para ganar? Más allá de la respuesta, la clave de bóveda de la política y de la gestión pública se encuentra en los méritos de las personas candidatas para liderar un proyecto político y, en este caso, en cuanto al ámbito regional se refiere, esa opinión pública divergente se pregunta: ¿qué méritos tiene Gallardo?

Salón de plenos de la Diputación de Badajoz, una isla de consenso y eficacia en el mar de la política actual.
Salón de plenos de la Diputación de Badajoz, una isla de consenso y eficacia en el mar de la política actual.

Sabemos que los números nunca fallan y en política tampoco. Si nos apoyamos en datos cuantitativos para justificar la respuesta a esa pregunta, el resultado es cristalino: en las distintas citas electorales municipales a las que ha concurrido como cabeza de cartel para aspirar a la Alcaldía del Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel obtuvo contundentes mayorías absolutas. Seis en concreto: 2003, 2007, 2015, 2019 y 2023.

Y es que, para ganar unas elecciones municipales, donde se utiliza la política de cuerpo a cuerpo, el político tiene que tener la credibilidad, méritos y cualidades suficientes para embarcarse en un proyecto ciudadano de esta categoría y a mi juicio, se necesita liderazgo, ambición, habilidad, talento, empatía y palabra; el valor de la palabra dada y que es la mejor carta de presentación de Miguel Ángel Gallardo.

Otro dato relevante es que, desde 2015 en calidad de Presidente de la Diputación de Badajoz, los presupuestos de la Institución Provincial fueron aprobados por unanimidad con el apoyo del Partido Popular en cinco ocasiones, lo que demuestra su destreza y el buen ejercicio de la escucha activa, la solidaridad, sus buenas habilidades para el consenso, su equidad y talante.


Miguel Ángel Gallardo llegó y está en política por capacidad propia, superando numerosos escollos y sin que nadie le haya regalado nada.


Opino que el mejor mérito que posee Miguel Ángel es que llegó a la política sin cargas ni mochila, no siendo heredero de nadie, ni contando con padrino político alguno. Vino y está en política por capacidad propia, superando numerosos escollos y sin que nadie le haya regalado nada.

A mi entender y para medir las capacidades y virtudes de un buen político, siempre hay que hacerle una triple pregunta: ¿de dónde vienes?, ¿dónde estás? y ¿hacia dónde vas? Miguel Ángel viene de una familia humilde, de padre jornalero y madre ama de casa, lo que le hace estar en la cultura del trabajo y en la cultura del esfuerzo.

Palacio de Congresos de Villanueva de la Serena, uno de los muchos logros de su alcalde y candidato regional.
Palacio de Congresos de Villanueva de la Serena, uno de los muchos logros de su alcalde y candidato regional.

Las políticas públicas tienen numerosos efectos en la elaboración de iniciativas gubernamentales, siendo el verdadero ADN de la política y, por tanto, de los partidos y su ideología: “Dime qué política pública ofreces y llevas a cabo como político, y te diré si te apoyo”. Y es que los que teorizamos sobre la Gestión y Administración Pública, consideramos que el ejercicio de la política municipal cuando se ostenta el cargo de concejal/alcalde, se desarrolla en aras a una buena gestión de los recursos del municipio y sus necesidades; convirtiéndose el gestor en un obrero de la política que adquiere una experiencia de vida y una visión diferente, y a quien la ejerce por vocación y devoción le convierte en una buena persona y por su cercanía, en un buen político y un buen gestor.

Lo más importante de un político es la lealtad, la credibilidad, la valentía y la honestidad y, Miguel Ángel  además de esto, tiene mucha gallardía.

Con un PSOE regional en la oposición y con un proceso de sucesión a la vuelta de las Navidades, Gallardo ha sido valiente saliendo de su zona de confort. Y es que se necesitan buenas ideas y a los mejores gestores que puedan proyectar nueva ilusión y un futuro prometedor para la sociedad extremeña. Y él puede hacerlo.

A Miguel Ángel, en varias ocasiones, le he escuchado decir que “la política está para ejercerla, no para hacer pasteleo” y, por lo tanto, él hace política y no politiqueo.

Conocí a Miguel Ángel en 2016, en su calidad de presidente de la Diputación de Badajoz, cuando presentamos desde la Universidad un proyecto académico. Él no lo aprobó, pero lo justificó mirándonos a los ojos.

Cuando un político no te regala los oídos y te justifica una negativa, si además lo hace mirándote a los ojos, apuesta por esa persona. Es de fiar.

(Manuel Aguilar Yuste, Diplomado en Magisterio, Licenciado en Antropología Social y Doctor en Economía y Empresa por la Universidad de Extremadura, es Profesor docente en el Programa de Doctorado en Gestión Pública y Ciencias Empresariales del Instituto Centroamericano para la Administración Pública de Costa Rica, entre otras funciones y responsabilidades dentro y fuera de España).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias