viernes, 30 septiembre, 2022
spot_img
InicioPlanetaMarruecos: Sánchez no podía hacer otra cosa

Marruecos: Sánchez no podía hacer otra cosa

Los intereses españoles deben prevalecer sobre cualquier interés foráneo y eso es tarea primordial de nuestros gobernantes

El giro radical de Pedro Sánchez en torno al antiguo Sáhara español, no por inesperado y contradictorio con la doctrina seguida hasta ahora por la diplomacia española y con el propio programa del PSOE, deja de ser necesario, e incluso esencial, para la seguridad y los intereses de España, y más en estos momentos. Frente a estériles posiciones inmovilistas que perjudican gravemente a una parte -España- sin solucionar ningún problema a un tercero -los saharauis que quieren la independencia, que, ¡ojo!, no todos la quieren- y sin salida alguna por esa vía después de que grandes actores occidentales y del Oriente próximo -el primero, EEUU- hayan ratificado la “marroquinidad” del Sáhara, nuestro país debía mirar prioritariamente a sus intereses, que, en este caso, son muchos y muy importantes. Y eso es lo que ha hecho Pedro Sánchez, aprovechando audazmente este momento histórico. Llegados a este punto, el presidente no podía hacer otra cosa. A veces son necesarios los giros radicales y más cuando, como en este caso, de él se derivan numerosos beneficios para nuestro país, que analizamos en esta información.

El giro es tan extremo como pasar de acoger clandestinamente en España a Brahim Ghali, el líder de los saharauis antimarroquíes -porque los hay también promarroquíes- y de su teórica república saharaui, una operación chapucera plagada de errores desde el principio hasta el final, a reconocer la marroquinidad del Sáhara y dejar de apoyar a esa misma hipotética república saharaui independiente. Pero en las relaciones entre países muchas veces se dan giros como este y mucho más si es en circunstancias de un ajuste geopolítico mundial, como el que empieza a producirse tras la invasión de Ucrania. Quedarse quieto en este momento de la historia podía ser suicida para España.


Las 20 ventajas y beneficios de la normalización de las relaciones con nuestro vecino marroquí.


A muchos de nosotros -y más a los que fuimos testigos sobre el terreno del abandono del Sáhara por España y su entrega a Marruecos de un día para otro- nos queda el aliento romántico de propugnar un Sáhara independiente. Yo mismo soy prosaharaui. Pero también, y antes que nada, soy proespañol. Y tengo que aceptar, aun doliéndome, que el giro de España en este terreno era imprescindible, si no queríamos padecer un permanente conflicto con Marruecos de peligrosas consecuencias, si queríamos el progreso y la seguridad de nuestro país y si queríamos volver al protagonismo que nos corresponde en el mundo como uno de los principales países de Europa y de Occidente.

LA TRAICIÓN FRANQUISTA

No es Sánchez el que ha traicionado a los saharauis que quieren ser independientes. A esos saharauis los traicionó para siempre la España franquista de 1975/76, cuando eludió su responsabilidad como potencia colonizadora en el Sáhara y cedió ese territorio a Marruecos -sin ninguna contraprestación ni compromiso, además-. Y eso ya no tenía ni tiene remedio. Mantenerse en una inviable defensa de lo ajeno poniendo en grave peligro lo propio no tiene ya ningún sentido.

Por una vez nos hemos adelantado a la diplomacia marroquí, más fina hasta ahora -a pesar de sus gruesos trazos de brocha gorda de algunos momentos- y de alcance más global que la nuestra, como lo prueba su asociación, en unas u otras materias, con EEUU, Israel, los países del Golfo, Francia y la UE, entre otros, mientras España era ninguneada en los escenarios internacionales.

Del paso dado por Pedro Sánchez solo pueden derivarse ventajas y beneficios para España. Se equivocan quienes creen que este giro va a desencadenar una crisis con Argelia y que eso pone en peligro el suministro de gas argelino a nuestro país y a Europa. Es natural que Argelia haya llamado a consultas a su embajador, un gesto obligado de cara a su galería. Pero ese incidente se resolverá pronto, porque los beneficios para ese país de convertirse en el suministrador principal de gas a Europa serán inmensos y porque resolver su contencioso con Marruecos será pronto una prioridad.

VENTAJAS Y BENEFICIOS

Esos beneficios y ventajas que España (y Marruecos, Europa y Argelia) obtiene de la decisión de Pedro Sánchez son los siguientes:

1.- Normaliza las relaciones diplomáticas y de cooperación con un socio importantísimo para los intereses de España.
2.- Se normaliza el estatus geopolítico a uno y otro lado de la entrada al Mediterráneo, de la que España y Marruecos son garantes.
3.- Se recupera la Operación Paso del Estrecho que trae a nuestro país a millones de marroquíes cada año.
4.- Se abre el camino a la cooperación militar y de seguridad, en lugar de alentar un rearme de una parte frente a la otra.
5.- Se contribuye a la consolidación de Marruecos como el país más estable del norte de África y eso es capital para los intereses españoles.
6.- Se contribuye a la consolidación de la monarquía marroquí como instrumento de estabilidad de un país clave para la estabilidad del sur de Europa. Solo hay que imaginar lo que pasaría si al otro lado del Estrecho tuviésemos una república islamista radical.
7.- Se garantiza la españolidad de Ceuta y Melilla.
8.- Se abren las fronteras terrestres con ambas ciudades autónomas españolas, cuyas poblaciones y tejido social y económico estaban al borden del colapso.
9.- Se garantiza la españolidad de las aguas territoriales canarias, con renuncia marroquí a cualquier tipo de conflicto en este sentido.
10.- Se garantizan los acuerdos pesqueros en los caladeros marroquíes y saharianos para la UE y para España.
11.- Se reabre el gaseoducto argelino que pasa por Marruecos en cuanto Argelia modere su “enfado”.
12.- Con los dos gaseoductos argelinos que llegan a España, se garantiza el suministro a nuestro país.
13.- España se convierte en clave para la distribución del gas argelino a Europa, en sustitución del gas ruso. El suculento negocio que esto representa para Argelia disipará enseguida su “enfado”.
14.- Se reestablece el muro marroquí frente a la inmigración ilegal que azota nuestras costas.
15.- Se rehabilita el muro de contención frente a las mafias del narcotráfico y la trata de personas del norte de África.
16.- Se da estabilidad política y militar al Sáhara Occidental, un territorio desierto tan extenso como la mitad de España, fácilmente permeable, de otra forma, al extremismo islámico o a los intereses de potencias deletéreas como Rusia.
17.- Marruecos renueva su papel como un eficaz muro de contención contra el terrorismo islamista.
18.- La alianza con Marruecos refuerza el papel de España en el nuevo escenario mundial que se abre tras la invasión de Ucrania.
19.- Se abre la opción de implementar una gran área económica y geoestratégica entre España, Portugal -dos países con una gran vocación africana- y Marruecos, con la Península Ibérica y Marruecos como dos plataformas afines en el sur de Europa y el norte de África, y la avanzadilla atlántica de los dos archipiélagos de Canarias y Azores. Los tres países compartimos importantes intereses comunes que deben ser considerados.
20.- Se abre una favorable etapa de cooperación cultural, social, turística y financiera entre España y Marruecos.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José María Pagador Otero

José Mª Pagador y Rosa Puch, 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

Putin ante su propia trampa

33 preguntas sobre Ucrania, desde la condena a la invasión

¿Y si Rusia tuviera razón?

RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar