Federico Guzmán baja al abismo para que subamos con él

Con sus últimas creaciones el artista nos sitúa ante el vacío del yo y del tantas veces insolidario nosotros, representado en un Mediterráneo tumba de tantas víctimas

1210
Federico Guzmán

La exposición Al borde del mundo –que junto con esta entrevista a su autor ocupa hoy doblemente por méritos propios la portada de PROPRONews es un descenso al abismo del yo, tan vacío y desolado en este occidente ignorante, materialista y cómodo, y a ese nosotros muchas veces indiferente e insolidario, que hace posible por acción u omisión la injusticia, la guerra y la migración de tantas víctimas inocentes, muchas de las cuales mueren en el intento de llegar a nuestro mundo. El pensamiento y la palabra de Federico Guzmán –uno de los artistas más luminosos e inspiradores de la actualidad, con obra en los mejores museos y colecciones del mundo- iluminan aquí, como su obra, esa doble sima del ser humano, para mostrárnosla y sugerirnos, con Parménides, el camino para salir de ella. Porque por esta escalera también se puede subir.

Sevilla.-

Federico Guzmán (Sevilla, 1964) se define sencillamente como artista, sin ninguna vanagloria, pese a estar representado en algunos de los más importantes museos y colecciones del mundo, como el MOMA de Nueva York o el Reina Sofía de Madrid. Para él, ser artista es un oficio vital que hay que practicar con la misma sencillez con que hace el pan el panadero. Él sigue “una intuición en busca del Tao, el Logos, la Unidad de la Forma (que plasma todas las formas, pero en sí misma no tiene forma)”. Rebatiendo la autoría y la creencia en la separación, Federico participa en colectivos, abordando el arte como juego, como activismo y como camino ilimitado de conocimiento y realización.


Un gran artista con obras en el MOMA neoyorkino o en el Reina Sofía de Madrid.


Algunos de sus últimos proyectos han sido Derechos y deberes transfronterizos: Saltando el Muro de la Vergüenza, en el Centro de Investigación por la Paz de Gernika; La canción del tomaco, en el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) de Badajoz; El otro en desafío, en la Universidad del Atlántico, de Barranquilla (Colombia); Artifariti IX, Encuentros internacionales de arte y derechos humanos en el Sáhara Occidental. Su proyecto más reciente es Tuiza, en Provincia 53, Arte, territorio y descolonización del Sáhara, en el MUSAC de León.

Federico tiene obras y ha expuesto de forma individual en, o bajo el patrocinio de instituciones y ferias de arte nacionales e internacionales tan importantes como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, Tabakalera de San Sebastián, Palacio de Cristal del Parque del Retiro de Madrid, Arte Basel de Miami Beach, Brooke Alexander Gallery de Nueva York, Juana de Aizpuru de Madrid, Fundación Joan Miró de Barcelona, la Ascan Crone de Hamburgo o la Yvon Lambe de París.

Ha participado, asimismo, en cerca de doscientos proyectos colectivos en los más importantes museos, fundaciones, bienales y centros de arte de numerosos países de los cinco continentes.

Federico Guzmán, un artista en plena madurez creadora.
Federico Guzmán, un artista en plena madurez creadora.

Ha publicado textos como The Art of Sahrawi Cooking, en el marco de dOCUMENTA (13), Kassel (con Robin Kahn), o para el libro Destrucción y construcción del territorio IV, de la Universidad Complutense, Madrid.

Su trayectoria artística siempre ascendente, desde sus primeros proyectos colectivos en distintos centros artísticos de Sevilla que se remontan a 1984, y desde su primera exposición individual en La Máquina Española (Sevilla) en 1987, supera ya las tres décadas.

VIAJE INICIÁTICO

PREGUNTA.- ¿Qué es o qué significa Al borde del mundo?

RESPUESTA.- Al borde del mundo es la invitación a un viaje iniciático que se sumerge en el mar Mediterráneo y en nuestras propias raíces, de la mano del poema de Parménides Sobre la naturaleza, del siglo V a. de C. Este enigmático poema, considerado el primer texto de la filosofía occidental, ha desafiado a todos sus intérpretes durante más de dos mil quinientos años.


La búsqueda de la verdad y la sabiduría impregna toda su obra.


P.- ¿Cómo plasma usted esa invitación tan sugerente?

R.- De la mano del filósofo de Elea abordo un recorrido de autodescubrimiento que transforma la visión de nuestros orígenes y despierta algo olvidado o que nos han hecho olvidar. Las semillas de nuestra propia tradición cultural occidental contienen un  conocimiento espiritual intrínseco, una sabiduría encaminada a transmutar el concepto de lo real. Este proyecto artístico mío no versa sobre hechos reales ni ficticios. Versa sobre algo más extraño, comparado con lo cual, aquello que consideramos realidad es mera ficción.

P.- ¿Cuál es ese “algo” tan extraño que usted sugiere?

R.- El engaño. Esta obra trata sobre todo del engaño, del engaño absoluto del mundo en que vivimos, así como de lo que hay detrás.

P.- ¿Cómo se puede conjurar ese engaño?

R.- Mediante el conocimiento. El conocimiento de lo que verdaderamente somos es un hilo ininterrumpido de comprensión que se extiende a lo largo de toda la historia y a través de casi todas las culturas, y al cual se alude como “sabiduría perenne”. Esta sabiduría nos hace comprender, entre otras cosas, que la separación entre objeto y sujeto no es más que una ilusión de los sentidos y que, más allá de los sentidos, el mundo es un Todo continuo y no-dual.

La luz de la verdad, que él transmite a todo el que quiera recibirla, ilumina su obra y su vida.
La luz de la verdad, que él transmite a todo el que quiera recibirla, ilumina su obra y su vida.

P.- ¿Y cómo traslada todo eso al plano estético de su propuesta?

R.- Como el viaje hacia un acantilado al borde de un Mediterráneo tumultuoso, donde imagino nuestro paisaje como una utopía transcultural de una sola orilla, que conserva en su espíritu todo lo que crea la Unidad. Quienquiera que aquí nos trajo, habrá de llevarnos de regreso al hogar.

EL MURAL

P.- Entiendo que es así como surge la idea del enorme mural que ocupa toda la planta superior de la Galería VI del IVAM y que sugiere la rompiente de ese acantilado batido por las olas y su mundo sumergido. ¿Cómo fue concebido el mural y quiénes han participado en su creación?

R.- Concebido como una obra específica, este mural colectivo sobre lienzo ha sido realizado en talleres en colaboración con inmigrantes de Sevilla Acoge, con estudiantes de artes de la Universidad Politécnica de Valencia, y con niños y niñas. El mural visualiza las praderas submarinas de Posidonia oceanica, la planta endémica de los ecosistemas marinos mediterráneos, sobre las que han intervenido los artistas colaboradores. He plasmado en él pictogramas en recuerdo de los novecientos migrantes ahogados en un naufragio que tuvo lugar frente a las costas de Sicilia en 2015, y de los cientos de personas que mueren a diario en el Mediterráneo.

P.- El mural, desde la sugerente perspectiva imaginada por usted, nos invita a penetrar en ese mundo submarino tan bello como mortal.

R.- Yo me imagino como un migrante en un acantilado frente al mar, huyendo del infierno de las guerras y contemplando el profundo mar azul. El océano y las olas, metáfora de la naturaleza no-dual de la consciencia y la forma, me permiten abrirme a un mundo en conflicto desde el fundamento del ser: las olas pasan, el océano permanece. Nuestro cuerpo psicofísico muere, pero nuestra verdadera realidad es el ser ilimitado, informe, inmutable, indivisible y eterno del que nos habla Parménides.


“Esta obra trata del engaño absoluto del mundo en que vivimos, así como de lo que hay detrás”.


P.- ¿Y eso cómo se materializa desde el punto de vista conceptual y artístico?

R.- Para mí la sabiduría del arte es paradójica, simultánea y no-dual. Consiste en una inteligencia holística capaz de contemplar la Unidad a través del naufragio de los trozos rotos, y sostener esta visión no-dual al mismo tiempo que la voz de protesta contra la ignorancia destructiva. Cuando vemos más allá de un mundo roto, o del sueño de una identidad herida hacia la completitud más allá del ser y el no-ser, eso en sí mismo tiene más poder sanador del que nos podemos imaginar.

P.- ¿Creación (artística) y vida?

R.- Quizás la vida no es ni un problema a resolver ni un destino al que llegar, sino una inagotable creación que se manifiesta momento a momento. En esencia, nada está roto, nada hay que arreglar, la completitud está presente siempre que queramos enfocarnos en ella. Sostengo esta visión igualitaria para que la ignorancia no tenga donde apoyar su fuerza. Somos expresión del bello silencio que hay detrás de todo. Los sufís tienen la palabra ihsan, a veces traducida como “buenos actos o acciones”. Que el gesto de nuestra vida sea tal que, aunque no cambie nada, al menos cada gesto sea la belleza. Así, la belleza de nuestra vida transforma momento a momento “el sueño del planeta”.

EL CAMINO DE LA VERDAD

P.- La planta inferior de la sala de la exposición acoge una serie de obras entre las que sobresale una de dos por tres metros titulada Alétheia (la verdad). ¿Cuál es el camino de la verdad según su propuesta artística?

R.- Esta parte de la exposición, El camino de la verdad, nos inicia en el camino de investigación del mítico poema de Parménides, Sobre la naturaleza, que ya he citado. La sala representa el espacio subterráneo de una caverna; es el inframundo donde se desarrolla la narrativa visionaria del poema. Como intervención in situ, las paredes están pintadas con un fondo negro pizarra y dibujos de tiza, a modo de cueva, sobre el que se despliegan ocho lienzos y obra sobre papel de gran formato, y una serie específica de linotipos que ilustran el poema presocrático.

Un momento de descanso en su estudio.
Un momento de descanso en su estudio.

P.- Nos parece que en esos linotipos, que hemos podido admirar con detenimiento en su misteriosa fuerza plástica en blanco y negro, reside una de las claves de este proyecto.

R.- Esta serie pictórica recoge la comprensión esencial de mi proyecto, una verdad sencilla y hermosa: “si queremos crecer, convertirnos en verdaderos hombres y mujeres, tenemos que enfrentarnos a la muerte antes de morir. Tenemos que descubrir lo que es, para poder escabullirnos entre bastidores y desaparecer”; lo dice Peter Kingsley en su obra En los oscuros lugares del saber.

P.- ¿Cómo se desarrolla esa acción?

R.- Parménides es llevado, transportado, impulsado por el poderoso anhelo de la verdad en un carro tirado por yeguas y guiado por las Hijas del Sol, a través de las Moradas de la Noche. Todo en el poema es femenino. Los ejes trepidantes de las ruedas silban como flautas. El filósofo alcanza el umbral del Tártaro, cerrado por las Puertas del Día y la Noche custodiadas por la diosa Justicia. Las puertas se elevan hasta el cielo. Las Hijas del Sol se quitan sus velos y susurran bellas palabras al oído de la Justicia para que permita entrar a Parménides al reino de la Diosa. Los cerrojos se abren, las puertas silban girando en sus enormes ejes. Ante él se abre un abismo. Más allá de la Justicia (Diké), el filósofo entra en el espacio de Aletheia (La Verdad), donde ya no rigen las leyes de los mortales.

P.- Y es aquí donde la diosa le habla…

R.- La Diosa sin nombre le da una bienvenida afectuosa ofreciéndole su mano derecha y le dice algo que es mejor que transcribamos aquí.

En su imaginario y solidario acantilado
En su imaginario y solidario acantilado

PALABRAS DE LA DIOSA A PARMÉNIDES

“Oh kourós (joven), acompañado de inmortales cocheras y de yeguas que te traen; al llegar a nuestra casa te saludo, puesto que no es el infortunado destino el que te impulsó a andar este camino (pues en verdad está fuera del paso de los hombres), sino Temis y Dike. Y veo necesario que conozcas todas las cosas, tanto el inquebrantable corazón de la verdad, de hermoso círculo, como las opiniones de los mortales, para las cuales no hay garantía de verdad. Pero aprende tú no obstante también éstas, porque es preciso que todas las cosas aparentes que a través del todo penetran todas las cosas, existan en el nivel de la opinión.

Ea, pues, yo te diré, y tú acoge mi palabra tras haberla escuchado, cuáles son los únicos caminos de investigación que se pueden pensar. El uno, que es y que no es posible que no sea, es el de la persuasión (pues acompaña a la verdad); y el otro, que no es y que es necesario que no sea, camino que te digo está totalmente repleto de ignorancia. Pues ni podrías conocer lo que no es (ya que no es posible), ni podrías expresarlo. Pues lo mismo es pensar y ser. Observa sin embargo que cosas ausentes están firmemente presentes para la mente. Pues no impedirás al ser de mantenerse siendo ni que esté disperso por todas partes a lo ancho del cosmos, ni que esté bien unido. Es igual para mí por dónde empezar, pues al mismo punto llegaré de nuevo otra vez.

Es necesario decir y pensar que el ser es. Pues es el ser y la nada no es, eso yo te exhorto a pensar. A ti te aparto de ese primer camino de investigación y enseguida de aquel que los humanos que nada saben pisan, gente de cabeza dividida. Ya que la falta de recursos de sus pechos guía su vacilante mente, ellos marchan sordos y al mismo tiempo ciegos, llenos de estupor, razas sin juicio, para quienes el ser y el no ser pasa como lo mismo y no lo mismo, es el camino de muchas vueltas de todo” (Sobre la naturaleza, Parménides de Elea).

P.- Para este proyecto usted ha bebido en las fuentes clásicas, pero también en las actuales, según confiesa.

R.- Este proyecto resume un viaje de autoconocimiento a través del estudio y la práctica de la ”sabiduría perenne”, una exploración apasionada que llevo cultivando varios años. Como proyecto específico, Al borde del mundo se basa en el trabajo de campo realizado en la Comunidad Valenciana durante la primavera de 2017. He investigado en las bibliotecas del IVAM, los Museos de Etnografía y Arqueología, y el Jardín Botánico. Me he entrevistado con artistas, ecologistas, antropólogos y amigos, y con profesores de artes de la Universidad Politécnica de Valencia. A lo largo del recorrido he recogido información sobre ecosofía (la hipótesis Gaia de la bióloga evolucionista Lynn Margulis “honoris causa” de la Universitat de València), arqueología (arte rupestre del Levante y arte ibérico en el Museo Arqueológico de Valencia, al igual que un archivo de imágenes de las enigmáticas “diosas oculadas” del Neolítico). La fuente fundamental llegó a mis manos en la Biblioteca Pública de Valencia: la fascinante investigación del filósofo Peter Kingsley del poema Sobre la naturaleza de Parménides de Elea (En los oscuros lugares del saber, Atalanta 2017), fuente de la que sigo bebiendo, leyendo y soñando.

LECCIÓN DE ARTE

Este ambicioso presupuesto conceptual y estético ha sabido plasmarlo el artista de forma admirable en las obras que se exponen actualmente en el IVAM valenciano. La exposición empezó el 1 de febrero y terminará el 20 de mayo próximo, constituyendo una de las muestras más destacadas del año en España. A través de la belleza plástica de las obras expuestas, Federico Guzmán deja en el corazón y en la mente de los millares de visitantes que están pasando por la muestra un poso de luz, una llamada a la búsqueda de la verdad y una incitación a descubrir que somos parte de un mundo que en todos tiene su expresión y grandeza, al margen de quién o qué sea cada uno. Una lección de arte, sabiduría y vida.

FEDERICO GUZMÁN, DE SEVILLA AL MUNDO

Obra en Museos y colecciones

Obras del artista están presentes en numerosas colecciones privadas y públicas del mundo, entre ellas:

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid

Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla

Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona

Museo de Arte Contemporáneo de León

Centro Gallego de Arte Contemporáneo, Santiago de Compostela

Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Valencia

Centro de Arte Contemporáneo de Málaga

Museum Boymans Van Beynungen, Rotterdam

Museum of Modern Art (MOMA), Nueva York

Exposiciones individuales

2016 – Tuiza. Entre arenas/Hondar artean. San Telmo Museoa. Donostia/San Sebastián. Capital Cultural Europea 2016.

2015 – Tuiza, las culturas de la jaima. Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.

2014 – Territorio liberado. Marta Cervera, Madrid.

2013 – La canción del tomaco. Crónicas de viaje de una planta espiritual. Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo. Fundación Ortega Muñoz, Badajoz.

2012 – Mundo exterior, mundo interior. Mecánica galería de arte, Sevilla

2011 – La fuente de la vida. Javier Marín, Málaga.

– El hombre = árbol. Invernadero del Vivero del Parque del Alamillo, Sevilla.

2009 – Cielo y tierra. La Caja China, Sevilla.

2008 – La Enredadera de la serpiente. Benveniste Contemporary, Madrid.

2007 – La Bella Embalada. Pepe Cobo, Art Basel Miami Beach (EE.UU.).

2006 – El mercado arrollador. Pepe Cobo, Madrid.

2004 – La metáfora viaja en bus. Pepe Cobo, Sevilla.

2003 – Plantas contra la desmemoria. Fundació La Caixa. Tarragona.

2001 – Insideout=jardí del cambalache. Fundació Antoni Tàpies, Barcelona.

– Matitas divinas. Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla.

– ¿Quiénes son los dueños de las plantas? Tomás March, Valencia.

1998 – Echando raíces en el aire. Juana de Aizpuru, Madrid.

– El reencauche. Casa Cultural El Solar, Bucaramanga (Colombia).

1997 – El hombre es lo que come. Joan Prats, Barcelona.

1994 – Blackboard Jungle Dub. Brooke Alexander, Nueva York (EE.UU.).

1993 – Anders Tornberg, Lund.

– La Máquina Española, Madrid.

1991 – Yvon Lambert, París (Francia).

– La Máquina Española, Sevilla.

1990 – Brooke Alexander, Nueva York (EE.UU.).

1989 – El Silencio Homologado. Espai 13 Fundació Joan Miró, Barcelona.

– Ascan Crone, Hamburgo (Alemania).

– Andes Tornderg, Lund (Suecia).

– La Máquina Española, Madrid.

1988 – Yvon Lambert, París (Francia).

1987 – La Máquina Española, Sevilla.

Proyectos colectivos

Desde 1984 ha participado en cerca de doscientos proyectos colectivos en los más importantes museos, fundaciones, bienales y centros de arte de Berlín, Gerlingen, Kassel, Potsdam y Stuttgart (Alemania), Bogotá, Cali, Cartagena de Indias, Leticia y Medellín, (Colombia), Nueva York, San Francisco y Hartford (EE.UU.), Basel, Berna, Ginebra y Basilea (Suiza), Seúl y Pusan (Corea del Sur), Tokio (Japón), Argel y Tinduf (Argelia), Amsterdam y Rotterdam (Holanda), Turín, Bienal de Venecia y Milán (Italia), Londres (Reino Unido), Estambul (Turquía), París, Sète, Guyancourt, Toulouse y Nimes (Francia), Limerick (Irlanda), Ljubljana (Eslovenia), Johannesburgo (Sudáfrica), Cracovia (Polonia), Sydney (Australia), Malmö (Suecia), Amberes (Bélgica) y en destacados centros de arte y museos españoles.

Otras actividades

Ha dado numerosas conferencias, realizado residencias e impartido cursos y talleres en numerosos centros culturales, artísticos y universidades de España y del mundo.

Ha participado en diversas publicaciones de arte españolas y extranjeras.

(Reportaje fotográfico de José Mª Pagador).

MÁS SOBRE EL ARTISTA

En Internet existen innumerables enlaces a las actividades de Federico Guzmán, reseñas en prensa, entrevistas, críticas, etc. Como muestra proponemos al lector las siguientes:

http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/federico-guzman

http://www.museoreinasofia.es/coleccion/autor/guzman-federico

https://www.moma.org/collection/works/73502?locale=en

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/manantial-federico-guzman_1201189.html

http://blogs.elpais.com/donde-queda-el-sahara/2015/04/un-palacio-para-la-jaima-saharaui.html

http://www.elcultural.com/revista/arte/Federico-Guzman/8750

http://dss2016.eu/es/noticias/item/3334-entrevista-a-federico-guzman

http://mundoexteriormundointerior.blogspot.com.es/2012/10/federico-guzman-en-la-galeria-mecanica.html

OTROS TRABAJOS DE JOSÉ Mª PAGADOR EN LA SECCIÓN CREATIVITAS

Rodrigo Tavera Mendoza: “Yo quiero a los animales”

S.O.S.TENIBLE. La esperada exposición de Fernando Pagador en la Comunidad Valenciana

Isaías “El Chapas”, la delicada metáfora estética de Alfonso Doncel

“El secreto de la vida”. Éxito de Alfonso Doncel en la Fundación Osborne

Mujeres maduras: encanto, solidaridad, valentía

El encanto de la mujer madura

López Panea, paisajista esencial

David López Panea