El sindicato de mandos de la Policía Nacional se va a querellar contra los Mossos d´Esquadra

El SPP denunciará penalmente a la dirección de los Mossos y a todos los agentes que obstaculizaron su trabajo el 1-O

496
Los Cuerpos nacionales no tuvieron ninguna ayuda de los Mossos el 1-O. CI
Los Cuerpos nacionales no tuvieron ninguna ayuda de los Mossos el 1-O. CI

El SPP, sindicato donde mayoritariamente se encuadran los miembros de la Policía Nacional pertenecientes a las Escalas Superior y Ejecutiva, comisarios principales, comisarios, inspectores jefes e inspectores, y que agrupa a unos 6.000 afiliados, entre ellos numerosos mandos, ha anunciado que se va a querellar contra la cúpula de los Mossos d´Esquadra y contra los mossos que no solo hicieron dejación de funciones sino que incluso obstaculizaron la labor de la PN durante la jornada del 1-O.

Una dura circular del Sindicato Profesional de Policía (SPP) llegada hoy a nuestra Redacción, anuncia acciones legales para depurar las responsabilidades penales en que hayan podido incurrir los mandos de los Mossos d´Esquadra y numerosos agentes de dicho cuerpo autonómico policial, no solo por haber incumplido flagrantemente las órdenes de la Justicia de precintar colegios, retirar urnas y evitar las votaciones del referéndum ilegal catalán, sino también por haber colaborado con su actitud, activa o pasivamente, a que dicha consulta prohibida tuviese lugar.


El SPP califica de escandalosa la actuación de los Mossos.


Tras alabar el trabajo de la Guardia Civil y de la Policía Nacional durante la jornada del 1-O, a pesar de las durísimas condiciones en que tuvieron que desenvolverse los agentes, obstaculizados por las masas, insultados, zaheridos, zarandeados e incluso agredidos en diversas ocasiones, la circular reprueba la actuación de los mossos y de sus jefes con durísimas palabras.

ACTUACIÓN ESCANDALOSA DE LOS MOSSOS

«En cuanto a los mossos –dice textualmente la circular-, lo ocurrido hoy ha sido escandaloso. No sólo han evitado cumplir lo ordenado por el TSJ (Tribunal Superior de Justicia) de Cataluña, sino que han actuado con vergonzosa ligereza, cuando no obstruccionismo, e incluso manipulando datos sobre centros de votación. La decepción y la indignación son los sentimientos generalizados entre los policías nacionales. El dispositivo diseñado por la Jefatura de ese Cuerpo (se refiere a los Mossos) ha sido insuficiente, deliberadamente endeble, bochornosamente equidistante. Las órdenes emitidas han sido impropias de un Cuerpo de seguridad. La política ha calado en la estructura de mando de los Mossos hasta contaminar su actuación en un día como hoy. Frente a lo que ellos creen, no se han conducido como policías sino como una extensión vergonzosa de los partidos nacionalistas.

El jefe de los Mossos, José Luis Trapero. RTVE
El jefe de los Mossos, José Luis Trapero. RTVE

Por todo ello, las organizaciones sindicales firmantes de esta Circular anunciamos que nos sumamos a las actuaciones que la Fiscalía Superior de Cataluña vaya a emprender contra los Mossos y su máximo responsable, José Luis Trapero, y, en consecuencia, vamos a ejercer acciones legales para exigir la asunción de responsabilidades penales de este alto mando, de su equipo directivo y de cuantos mossos han aparecido hoy en imágenes dificultando el trabajo de Policía Nacional y Guardia Civil o actuando con clarísima falta de apego a las órdenes judiciales.


Las acciones legales señalan especialmente al mayor Trapero.


La impunidad no puede abrirse paso en un Cuerpo, como el de los Mossos, que contaba con todo nuestro respeto. Un gran número de policías autonómicos son profesionales y honrados. Pero la actuación de hoy abre un intenso debate sobre su papel en el modelo de seguridad pública de nuestro país, su carácter de Policía integral, la fiabilidad de sus actuaciones y, lo que es peor, el nivel de compromiso de su estructura de mando con el sectarismo político de los independentistas. Aquí no hay medias tintas: o se está del lado de la Ley o se está en el delito».

José Antonio Calleja Fuentes, presidente del SPP
José Antonio Calleja Fuentes, presidente del SPP

El propio presidente del SPP, José Antonio Calleja Fuentes, ha anunciado seguidamente las acciones legales mencionadas, noticia que puede consultarse también en la página web de este sindicato (https://www.spp.es/sindicato-policia-tomara-acciones-legales-mossos/)

ROTA LA CONFIANZA

Según fuentes policiales consultadas por este periódico, la confianza entre la Policía Nacional y la Guardia Civil y los Mossos d´Esquadra, ha saltado por los aires. Si ya venía siendo difícil la colaboración de los Cuerpos nacionales con la policía autonómica catalana, especialmente por la resistencia de esta a colaborar o a solicitar la colaboración de aquellos –como se vio claramente con ocasión de los recientes atentados terroristas de Barcelona y Cambrils-, lo ocurrido el 1-O ha levantado una barrera de justificada desconfianza, cuando no de resentimiento, entre dichos Cuerpos y los Mossos. A partir de ahora va a ser muy difícil reconstruir un mínimo clima de cooperación y entendimiento entre los Cuerpos nacionales y el autonómico, sobre todo mientras estén al mando de los mossos Trapero y demás jefes, cuya actitud antiprofesional se refleja claramente en la actuación de los agentes a su mando.

Para agentes de los Cuerpos nacionales resulta además patético y ridículo el espectáculo dado por los mossos, que se abrazaban o se dejaban abrazar por quienes estaban infringiendo la ley, recibían flores de los infractores, o lloraban emocionados por no se sabe bien qué sentimiento si no era el de la propia vergüenza de incumplir su deber. Esa pretendida conexión buenista de los Mossos con el pueblo catalán y la defensa que algunos de dichos agentes autonómicos hacían de los independentistas cuando los Cuerpos nacionales trataban de restablecer la legalidad, choca con anteriores actuaciones de esos mismos Mossos, que no dudaron en cargar contra la gente y en apalear a los manifestantes en ocasiones mucho más pacíficas y de menos tensión o peligrosidad que la vivida el 1-O. Por ejemplo, muchos catalanes tienen aún en la retina las imágenes de los Mossos apaleando a la gente que se manifestaba pacíficamente el 15 de junio de 2011 en el Parque de la Ciutadella, frente al Parlamento catalán, o la violencia con la que se emplearon contra los indignados del 15-M que acamparon en la Plaza de Cataluña. Ahora, en cambio, que la situación era mucho más grave desde el punto de vista de la legalidad y el orden público, los Mossos no solo no han intervenido, sino que su pasividad ha sido un elemento clave para los intereses de los separatistas.

CIRCULAR DEL SINDICATO PROFESIONAL DE POLICÍA

PRUEBAS CONTRA LOS MOSSOS

MOSSOS OBSTACULIZANDO A LOS CUERPOS NACIONALES

MOSSOS ENFRENTÁNDOSE Y PROVOCANDO A LOS CUERPOS NACIONALES

CUANDO LOS MOSSOS CARGABAN CONTRA LA GENTE CON MUCHO MENOS MOTIVO