jueves, 11 agosto, 2022
spot_img
InicioPolíticosLa gran mentira de la “primavera laboral”

La gran mentira de la “primavera laboral”

En el “jardín” de Báñez están crucificados casi 8 millones de españoles que carecen de empleo o lo tienen precario y viven en la pobreza

La primavera del empleo que anunció Fátima Báñez recientemente es otra de las mentiras de este Gobierno desnortado que no sabe adónde va, pero que intenta colar la falacia de que lo tiene todo bajo control, cuando España, incluida su unidad, se le escapa de las manos un poco más cada día que pasa. En este caso, no solo es que lo que dice la ministra y la realidad sean dos cosas absolutamente antagónicas, es que ni siquiera está al tanto de la propia información oficial, dado que las mismas cifras gubernamentales del paro en agosto, catastróficas -las peores en diez años-, vuelven a desmentirla.

Las cifras del paro en agosto –las peores de los últimos diez años en ese mes- vuelven a poner de manifiesto la realidad de la situación del empleo en España, que tiene dos problemas gravísimos: la alta tasa de paro y la alta tasa de empleo precario. Eso hace que entre los casi cuatro millones de parados existentes y los casi cuatro millones de españoles que tienen un empleo precario –casi todos son empleos temporales por horas, hasta el punto de que hacen falta nada menos que 35 contratos para computar un nuevo cotizante a la Seguridad Social (véase https://www.propronews.es/la-gran-estafa-la-recuperacion/)-, en España existen ahora mismo ocho millones de trabajadores –sin contar a los familiares directos que dependen de ellos- que viven en la pobreza tanto si trabajan como si no. Ocho millones de españoles crucificados en el árbol de la mentira que según la ministra Báñez crece en esta “primavera laboral” que vive España, como ella dice literalmente, con la desfachatez a la que ya nos tiene acostumbrados este Gobierno en tantos asuntos, incluida la corrupción que le corroe, y que niega o actúa como si no le concerniera.


Las cifras de paro en agosto son las peores en diez años.


El mes pasado ha sido el peor agosto en destrucción de empleo desde 2008, con nada menos que 46.400 parados más y 180.000 cotizantes menos a la Seguridad Social. Esta es la realidad de la primavera a la que se refiere la ministra Báñez, cuya idoneidad para el desempeño de su cargo no tiene equivalente en las esferas gubernamentales europeas.


La mitad del trabajo que se crea actualmente es precario.


Pero el problema no acaba aquí. Es que, además, el Gobierno del PP ha reducido la inversión en un 38% en políticas para combatir el desempleo desde que está en el poder. Es decir, las ayudas a los parados se han reducido en los últimos seis años en casi un 40%.

EN DIEZ AÑOS, A PEOR

Y es que nada cuadra entre el panorama primaveral que pintan la ministra de Empleo y el Gobierno y la realidad. Vamos a ver qué ha pasado en los últimos 10 años.

En 2007 había en España 20,2 millones de ocupados y 2 millones de parados, con una tasa de paro que era del 8%, y el porcentaje de participación de los salarios en el PIB era del 49%.

Diez años después, incluidos los últimos seis de gobierno del Partido Popular –aunque el PSOE también tiene una gran responsabilidad por su gestión de la crisis a partir de 2007 y hasta 2011- el número de ocupados ha bajado (cifras de agosto de 2017) a 18,3 millones; el de parados ha subido a 3,4 millones, y la tasa de paro se ha más que duplicado, hasta el 17,22%, y la participación de los salarios en el PIB ha bajado dos puntos, hasta el 47%. Es decir, en 10 años, y gracias a las políticas de la derecha, el paro casi se ha duplicado y el reparto de la riqueza nacional ha derivado otros dos puntos desde el bolsillo de los trabajadores hacia el de los empresarios.

Todo esto se ha logrado a base de una mayor productividad con casi dos millones de trabajadores menos y, por tanto, con una bajada drástica de los salarios y un aumento exponencial de la temporalidad y la precariedad. Según el último informe del Banco de España, la tasa de temporalidad es del 26,5% sobre el total de trabajadores asalariados. Es decir, de los 15 millones de trabajadores asalariados que hay en España, casi 4 millones tienen un trabajo temporal y precario. Y aun hay más. El Banco asegura que más de la mitad del empleo que se crea actualmente es precario.

La realidad es que en 2017 se trabajan 2.700 millones de horas menos que en 2007 –unos 56 millones de horas trabajadas semanales menos este año en relación con 2007-; lo cual quiere decir que si en algún momento el PP es capaz de argumentar que el empleo sube, es porque esa menor cantidad de horas se reparte entre mucha más gente, y ni aun así salen las cuentas.

Las mentiras de este Gobierno que se atreve a hablar de “primavera para el empleo” están a la altura de sus desmentidos en materia de corrupción.

EL EMPLEO EN ESPAÑA-2007/2017

2007 2017
Ocupados 20,2 millones 18,3 millones
Parados 2 millones 3,4 millones
Tasa paro 8 % 17,22 %
Participación salarios/PIB 49 % 47 %
Horas trabajadas 33.936 millones 31.248 millones

(Elaboración propia sobre datos oficiales).

LA PRECARIEDAD LABORAL EN ESPAÑA-2017

Horas trabajadas anuales menos que en 2007 2.688 millones
Horas trabajadas semanales menos que en 2007 56 millones
Descenso participación salarios en el PIB 2 %
Tasa de temporalidad sobre total asalariados 26,5 %
Total trabajadores temporales o precarios 3,97 millones
Total trabajadores parados 3, 4 millones
Total trabajadores en paro y precarios 7,37 millones

(Elaboración propia sobre datos oficiales).

Artículo anteriorHabichuelos
Artículo siguienteHabichuelos
RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar