Julián Ferreira selecciona 10 grandes cuentos de la literatura norteamericana

499
William Faulkner, cumbre de la literatura norteamericana.
William Faulkner, cumbre de la literatura norteamericana.

El poeta y escritor argentino, Julián Ferreira, ha seleccionado diez entre los mejores cuentos de la literatura norteamericana de todos los tiempos. Nos da noticia de ello su mentor, Carlos Penelas, nuestro corresponsal en Buenos Aires, uno de los grandes poetas actuales en lengua castellana. Nuestros lectores pueden deleitarse con esta selección literaria de la máxima calidad.

Buenos Aires.-

“El siglo XX de la literatura norteamericana es deslumbrante. El proceso artístico e histórico que se da en ese país es comparable solo con el siglo XIX en Rusia, el boom latinoamericano o el Siglo de Oro de la literatura española. Durante esta época, la sociedad estadounidense dio a luz escritores contemporáneos geniales. Sin ningún trabajo me vienen a la cabeza Faulkner, Hemingway, Carver, Buwkoski, Flanery O ́Conors… Podría nombrar más sin hacer esfuerzo ni bajar la pretensión de excelencia. Todos ellos fueron contemporáneos, muchos se conocieron, y dialogaron personalmente o a través de sus obras y ensayos. Algunos formaron corrientes literarias que marcaron escuela y estilo, el minimalismo, el realismo sucio, el gótico sureño, se pueden destacar, entre otras. Pero no dejan de ser etiquetas de las cuales los mismos autores reniegan.

Como sea, toda selección y compilación en el arte es caprichosa e injusta. Las palabras no son de nadie y son de todos. Como dice Tolstoi, el arte es solo una forma de comunicación que tiene como meta trasmitir un sentimiento. No hay arte mejor que otro en términos objetivos.

Julián Ferreira, autor de esta selección comentada.
Julián Ferreira, autor de esta selección comentada.

Personalmente amo esta literatura. Especialmente a Raymond Carver, con quien, a cada paso que doy en su obra, descubro algo que me está dirigido. Agradezco a ese hombre por sus escritos. En cuanto al resto de los cuentos que aquí propongo, todos me resultan grandiosos y fascinantes. Incluso todos ellos juntos, su época y la historia de su país, me parece muy estimulante a la hora de afrontar el tiempo y el esfuerzo que implica leer. Con todos estos cuentos he sentido, al terminarlos de leer, un placer similar y exquisito, y el deseo imperioso de leer más. Creo que eso es meritorio. Creo, también, que es lo que deseo cuando escribo. Y, sin lugar a dudas, es mi objetivo al facilitar esta lista. Dar a conocer obras que me han dado placer y que espero se lo den a otras personas.

No hay un orden válido de lectura. Son cuentos que se pueden leer de un tirón, algunos más largos que otros. Muchos de ellos, como El Nadador de Cheever, son clásicos muy difundidos, no quería por eso dejar de incluirlos. Otros, en cambio, se han visto desdibujados por otras grandes obras de sus autores. Es el caso de Un recuerdo navideño de Capote, que descubrí esta mañana y terminé de leer entre lágrimas. No puedo destacar ninguno, simplemente me es imposible. Les recomiendo que busquen aquel que sientan que les habla a ustedes y de allí pasen a bucear por la obra del autor, a descubrirlo, a quererlo. La literatura, como todo el conocimiento, es un placer que se adquiere en la costumbre. No es fácil, pero tal vez por eso es tan hermoso.

Sin más palabras les dejo estas obras de arte al alcance de su mano. Espero que las disfruten” (Julián Ferreira).

1.- Bufón en negro

William Faulkner (1897-1962).

2.- Colinas como elefantes blancos

Ernest Hemingway (1899-1961).

3.- Un hombre bueno es difícil de encontrar

Flannery O ́Connors (1925-1964).

4.- El nadador

John Cheever (1912-1982).

5.- Un día perfecto para el pez banana

J.D. Salinger (1919-2010).

6.- El transeúnte

Carson McCullers (1917-1967).

7.- Conservación

Raymond Carver (1938-1988).

8.- El peatón

Ray Bradbury (1920-2012).

9.- Un recuerdo navideño

Truman Capote (1924-1984).

10.- La llave

Eudora Welty (1909-2001).

JULIÁN FERREIRA, ESCRITOR

Prosa poética

Poeta y escritor argentino, Julián Ferreira estudió en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, de Buenos Aires. Después de algunos años viajando por el mundo, volvió a la capital argentina, donde estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Buenos Aires, carrera que tuvo que abandonar cuatro años después debido a problemas laborales.

En 2014 empezó a asistir al taller de cuento y novela de Pablo Gaiano, y colaboró en talleres de lectura y realizó estudios con Inés Kreplak. Finalmente empezó a estudiar en el taller del gran poeta Carlos Penelas y actualmente se encuentra volcado en la poesía.

OTROS ARTÍCULOS

Conventillos rioplatenses, refugio y hogar de emigrantes

Hay que salvar la Casa de Galicia de Montevideo

Modelos supuestamente revolucionarios

El coronavirus nos desnuda

Sentido y sinsentido

De “La razón de mi vida” a “Sinceramente”

No cualquiera puede ser argentino

La princesa y el grotesco