El banco de los independentistas tiene oficinas por toda España

La Caja de Ingenieros (de Cataluña) es la única entidad financiera catalana que aceptan los separatistas

6917
Sede central de Caixa d´Enginyers en Barcelona. WIKIPEDIA
Sede central de Caixa d´Enginyers en Barcelona. WIKIPEDIA

La Caja de Ingenieros –originariamente Caixa d´Enginyers de Catalunya-está sufriendo un daño colateral del frustrado proceso independentista debido a la reacción de clientes del resto de España, que no ven con buenos ojos que esta entidad se haya convertido en la preferida de los independistas, después del boicot de estos a Caixabank, Banco de Sabadell y otros, por haber sacado de Cataluña sus sedes sociales y fiscales.

Son más de tres mil las grandes y medianas empresas que se han marchado de Cataluña, sin contar otros numerosos empresarios y profesionales. Entre ellas, como el lector sabe, de las primeras en trasladar su sede social y fiscal fuera de dicha comunidad autónoma fueron las dos entidades bancarias catalanas de referencia y unas de las principales de España, Caixabank y Banco Sabadell, además de Banco Mediolanum, Banco Degroof Petercam y Arquia Banca.


La entidad fundada por ingenieros catalanes en 1967 “ha coqueteado con el independentismo”.


En cuanto se conoció la noticia del traslado, los separatistas y las plataformas y entidades que los representan –CUP, Omnium Cultutal, ANC, …- organizaron un boicot a dichas entidades, que en los primeros días padecieron una seria retirada de depósitos, no solo debido a eso, sino, sobre todo, al miedo al procés de muchos ahorradores y depositantes, sangría que cesó con el traslado de los bancos a otras ciudades españolas. De todos modos, el boicot separatista fue en realidad un rotundo fracaso.

Una de las once oficinas de Caja de Ingenieros situadas fuera de Cataluña. PROPRONEWS
Una de las once oficinas de Caja de Ingenieros situadas fuera de Cataluña. PROPRONEWS

Durante los últimos años, el sector bancario catalán sufrió una enorme convulsión debido a la crisis económica general y muchas entidades de las entonces existentes fueron absorbidas o desaparecieron. Como publicamos en una crónica anterior fechada el 11 de octubre pasado (https://www.propronews.es/la-gran-fuga-catalana/), en 2009 había en Cataluña once grandes entidades financieras. Luego, la crisis acabó con las Cajas de Gerona, Sabadell, Tarrasa, Manlleu, Tarragona, Manresa, Laietana, Penedés y Catalunya. De modo que, con la salida voluntaria de Caixabank, Sabadell, Mediolanum y las otras entidades citadas, solo quedan con sede social y fiscal en Cataluña dos pequeñas cajas que en ningún momento manifestaron intención de marcharse: una, diminuta, la Caixa Rural de Guissona, que solo tiene cuatro oficinas, todas ellas en Cataluña (Guissona, Barcelona, Reus y Lérida), por lo que no estaba expuesta a un posible boicot exterior; y la otra, la Caja de Ingenieros (convertida de facto en la principal entidad financiera catalana con sede social en Cataluña después de la salida de las grandes), que tiene 22 oficinas distribuidas por 13 ciudades españolas, de las cuales, la mitad están en Cataluña, en solo cinco ciudades (Barcelona, Sant Cugat, Lleida, Girona y Tarragona), y el resto en Alicante, Bilbao, Málaga, Madrid, Palma de Mallorca, Sevilla, Valencia y Zaragoza, por lo que su exposición al boicot exterior es mayor, y más, después de conocerse, entre otras, la noticia de que los cheques que pagaron las fianzas de la presidenta del Parlament (150.000 euros) y más recientemente de los seis exconsellers (100.000 euros por cabeza) excarcelados y en libertad provisional, entre otros, pertenecían a dicha entidad.


Los independentistas han depositado en la entidad su “caja de resistencia”.


Fuentes conocedoras de esta Caja nos han asegurado ignorar cómo se filtró públicamente la imagen del primero de estos cheques, el que pagó la fianza de Carme Forcadell, y que fue uno de los orígenes de la reacción negativa de clientes del resto de España.

COQUETEOS CON LOS “INDEPES”

Se ha publicado en medios catalanes, como La Vanguardia, que la Caixa d´Enginyers “custodia la “caja de solidaridad” de ANC y Ómnium”, que asciende a casi cinco millones de euros. Por lo que hemos podido saber, la entidad dice no entrar en cuestiones políticas ni hacer valoración de ninguna postura o tendencia y señala que entre sus 150.000 socios –se trata de una cooperativa de ahorro y crédito que agrupa a ingenieros, arquitectos y otros profesionales liberales de Cataluña y del resto de España- los hay de todas las ideologías y tendencias. Pero lo cierto es que Caja de Ingenieros ha mantenido “flirteos con el independentismo”, según han recogido medios digitales de Cataluña, como Crónica Global. El periódico que dirige el periodista Xavier Salvador, ha publicado tiempo atrás lo siguiente: “Pese a las amenazas a su viabilidad que conllevaría una secesión unilateral, Caixa d´Enginyers ha coqueteado siempre con el independentismo. Lo hizo, por ejemplo, cuando se desmarcó del comunicado conjunto de las patronales bancarias AEB y CECA, cuando advirtieron de “riesgos para la estabilidad financiera” (catalana) en caso de victoria de Junts pel Sí en las elecciones autonómicas en Cataluña del 27 de septiembre de 2015. (Y) en un momento de máxima tensión tras el referendum ilegal de secesión en Cataluña del 1 de octubre, la entidad financiera cerró voluntariamente sus oficinas para dar cobertura al llamado paro de país que protestaba contra la intervención policial que desbarató parte de la consulta ilícita”.

Cheque de Caja de Ingenieros con el que se pagó la fianza de Carme Forcadell.
Cheque de Caja de Ingenieros con el que se pagó la fianza de Carme Forcadell.

Por todo ello, clientes o socios del resto de España no han visto con buenos ojos que los cheques con los que se pagan las fianzas de los políticos independentistas encausados, así como las de los miembros de la Mesa del Parlament o las de Artur Mas y otros exaltos cargos responsables de la consulta ilegal del 9N, o la multa impuesta al exconsejero Francesc Homs, salgan exclusivamente de dicha cooperativa. Fuentes bien informadas nos han asegurado que “fuera de Cataluña, a algunos clientes eso no les ha sentado bien y han obrado en consecuencia”, lo que confirma la existencia de un cierto boicot.


Los cheques con los que se pagan las fianzas de los procesados son de Caja de Ingenieros.


Pero también es cierto que, con el terremoto de la declaración unilateral de independencia y el peligro de que Cataluña pudiese quedar fuera de la Unión Europea, Caja de Ingenieros emitió comunicados asegurando que había establecido “planes de contingencia” para enfrentar cualquier “situación adversa”, y que su prioridad era “mantener a la entidad en la eurozona, formando parte de los bancos supervisados por el Banco Central Europeo, cualquiera que fuese el escenario institucional”.

Ciudades donde tiene oficinas la entidad. CDI
Ciudades donde tiene oficinas la entidad. CDI

De todos modos, Caja de Ingenieros tampoco está muy expuesta a este tipo de reacciones, porque no es un banco comercial como los habituales, en los que entran y salen clientes a toda hora para la operativa ordinaria habitual. De hecho, en las oficinas de fuera de Cataluña que han visitado nuestros redactores, identificándose o de incógnito, durante el tiempo que han permanecido en ellas los periodistas no entró ningún cliente. El interior de las oficinas de Caja de Ingenieros está compartimentado en células de cristal y sin mostradores ni cajas a la vista, y el ambiente sosegado que se respira en ellas es muy diferente al bullicio de un banco ordinario. La apariencia de calma en las oficinas, incluidas las de fuera de Cataluña, es total. Pero puede que la procesión vaya por dentro.

OFICINAS DE LA CAJA DE INGENIEROS EN ESPAÑA

Ciudad Oficinas
Barcelona 7
Girona 1
Lleida 1
Sant Cugat del Vallés 1
Tarragona 1
Alicante 1
Bilbao 1
Málaga 1
Madrid 3
Palma de Mallorca 1
Sevilla 2
Valencia 1
Zaragoza 1
Total 22