Juicio de La Manada: la hermana jurista del juez Cobo defiende al tribunal

Inés Cobo, profesora de Derecho Constitucional, no aprecia defectos de forma en la sentencia

658
La profesora María Inés Cobo. YOUTUBE
La profesora María Inés Cobo. YOUTUBE

En una entrevista concedida ayer al periódico La Opinión de Tenerife, María Inés Cobo Sáenz, profesora titular de Derecho Constitucional, Ciencia Política y Filosofía del Derecho de la Universidad de La Laguna (ULL), y hermana de José Francisco Cobo Sáenz, uno de los tres jueces firmantes de la sentencia de La Manada, defiende al magistrado y al tribunal, así como la idoneidad de una sentencia que no aprecia agresión sexual o violación en la conducta de los condenados.

María Inés Cobo, licenciada en Derecho y Derecho Canónico por la Universidad de Navarra, además de desempeñar la docencia en la ULL es tutora en la Universidad Española de Educación a Distancia (UNED), miembro del Instituto de la Intolerancia de la Real Academia Española de Jurisprudencia y Legislación, de la Iuris Canonici Medii Aevi Consociatio, de la Asociación Española de Canonistas, de la Consociatio Internacionalis Studio Iuris Canonici Promovendo y del Observatorio Jurídico de Libertad Religiosa en América Latina y el Caribe, entre otras instituciones. También ha trabajado en la Administración de Justicia, como abogada fiscal, y en las universidades de La Rioja, Zaragoza, Navarra, País Vasco. La profesora Cobo Sáenz trabaja, asimismo, en proyectos de investigación de I+D relacionados con el Derecho, del Ministerio de Educación y Ciencia.


«Los magistrados se han limitado a aplicar la ley escrupulosamente”.


HAN APLICADO LA LEY

«Los magistrados de la Sala Segunda de la Audiencia de Navarra –asegura la señora Cobo Sáenz en dicho periódico- se han limitado a aplicar la ley escrupulosamente, tal cual. Es su función y han realizado su trabajo conforme a lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico, aprecio que con minuciosidad a la hora de aplicar los hechos al Derecho». Preguntada sobre si hay machismo en la sentencia, como han denunciado los colectivos feministas, ha dicho: «El machismo y la aplicación de la ley no tienen nada que ver». Y ha añadido: «Si bien es cierto que no he podido estudiar la sentencia en profundidad por su extensión, a priori en la misma no detecto ningún defecto formal reseñable. Observo una relación de unos hechos probados y valorados por los tres magistrados que componen la Sala de las pruebas practicadas tanto en instrucción como en el plenario, conforme a las reglas de la sana crítica».

«Hay un Código Penal vigente en España, que ha aprobado el poder legislativo, que reside en el Congreso y el Senado. En definitiva, a los políticos que se alzan contra los jueces los tacharía de oportunistas, por cuanto en este Código Penal hay unos tipos delictivos que a la vista de los hechos pueden encajar en uno o en otro», detalla la profesora de la ULL.


«El machismo y la aplicación de la ley no tienen nada que ver».


Los entrevistadores de La Opinión, J. Catalán y D. Millet, le preguntan cómo se siente como mujer y experta en Derecho tras analizar la sentencia y las repercusiones que ha tenido en toda España. Y la hermana del citado juez responde: «Yo creo que no es solo un tema de mujeres; es un asunto de la dignidad de la persona, sea hombre o mujer, y de educación de la sociedad. Pienso que es muy importante actuar con el criterio de la dignidad de la personas, sean del género que sean, y esto ha sido y es en mi caso una lucha constante. Lo he hecho en las universidades y en las facultades de Derecho, y queda mucho por hacer en esta sociedad y más en el caso de las mujeres, porque en países limítrofes y algunos con alto nivel económico, son consideradas, como mucho, ciudadanos de segunda categoría».

TRATAMIENTO DE GÉNERO EN LA JUSTICIA

Sus entrevistadores le plantean a continuación el tratamiento de género desde la perspectiva judicial y la señora Cobo Sáenz contesta que «en nuestro ordenamiento jurídico se han ido cambiando poco a poco las cosas desde la reforma del Código Civil de 1975. Esto es una transformación que exige, desde la honestidad, un esfuerzo continuado por parte de todos los sectores sociales y en todos los campos, y no creo que sea exclusivo solo de los movimientos feministas, que sin duda son un factor más que ha contribuido y contribuye a la recuperación de la dignidad de la mujer».

En cuanto al juez autor del voto particular que pidió la absolución de la Manada, Ricardo González, la profesora dice que «nuestro Estado de Derecho contempla y establece la independencia del poder judicial y este magistrado ha actuado conforme a su saber y entender«. Por último, sobre las manifestaciones y concentraciones de repulsa de la sentencia que tienen lugar en toda España desde que se hizo público el fallo, la profesora Cobo señala: «Me parece muy bien que en España haya libertad de expresión y se ejerza, conforme a la ley, así como que no se vulneren los derechos de las personas».