Elisa Blázquez o la alegría (literaria) de vivir

La presentación de su novela fue una fiesta que nada tuvo que ver con lo que se entiende por presentar un libro

520
¿Han visto ustedes alguna vez una presentación de un libro como esta? PROPRONEWS
¿Han visto ustedes alguna vez una presentación de un libro como esta? PROPRONEWS

Elisa Blázquez no es una escritora ni una periodista al uso. Ella es una estrella en la ciudad donde vive, Cáceres, y, al tiempo, una activista social que lucha por todas las causas justas, incluida la de los refugiados. Esto –ser una estrella y estar incondicionalmente con los estrellados- y la popularidad que eso le depara se nota en todo lo que hace. Por eso la presentación de su libro fue un acto multitudinario y festivo, al margen de toda convencionalidad de lo que se entiende por presentar un libro. Porque Elisa saborea y difunde la alegría (literaria) de vivir. Y el dinero que se obtuvo de la “venta de su firma” fue, por supuesto, para los refugiados.

La mayoría de los autores escriben libros. Pero solo una minoría vive literariamente, y entre estos, son muy pocos los que lo hacen con esa alegría innata que caracteriza a Elisa Blázquez, con cuyas colaboraciones, artículos y reportajes se honra de contar este periódico. Entre todos los seres vivos, solo los humanos encarnamos, querámoslo o no, un personaje; un personaje que interpretará numerosos papeles a lo largo de la vida. No solamente somos lo que somos sino también, y quizás sobre todo, lo que parecemos, incluso lo que aparentamos. Persona, no olvidemos su etimología, significa máscara. Todos somos, pues, actores. Pero en el teatro de la vida, solo una minoría se atreve a escribir su propio texto, a representarlo, a realizar una bella escenografía y, encima, a darlo a su público envuelto, por dura y desolada que pueda ser la historia, en gracia y en alegría.


Durante millares de años no se permitió a la mujer realizar ninguna labor creativa.


Elisa Blázquez, periodista, escritora, fotógrafa, performer, activista social, no solo es una persona, también es un personaje que deslumbra con sus numerosas iniciativas en la ciudad donde vive, Cáceres. A ella, rodeada siempre de las mejores amigas y amigos, la gente la admira y la quiere por sus muchos méritos, y no solo por lo que es –quienes la conocen saben hasta qué punto es buena en el buen sentido de la palabra bueno- sino por cómo muestra lo que es. Por eso el vestuario, la escenografía y la tensión dramática con que ella se presenta en público contribuyen en grado sumo a revestir de fantástica autenticidad a su hermoso personaje.

PALACIO DE CAMARENA

Todo esto se puso de manifiesto de manera elocuente y brillante en la presentación pública de su primera novela, La mujer que se casó consigo misma, que tuvo lugar recientemente en el soberbio palacio de Camarena, sede del Ateneo de Cáceres. Para empezar, no había estrado ni asientos para el público, aunque el que pudo pillar silla se sentó. El espacio escogido para la presentación no fue un salón de actos al uso, sino el bello patio porticado de tres alturas y estilo toscano del palacio, en cuyo centro se situó un pedestal con una butaquita giratoria para la estrella y, alrededor, distribuidas en cada uno de los lados, veintiséis sillas vacías con su máscara correspondiente, una por cada capítulo del libro.

Toda una estrella. PROPRONEWS
Toda una estrella. PROPRONEWS

No cabía mejor escenario para semejante evento. Situado entre la Plaza Mayor y la Plaza de la Concepción, el Palacio de Camarena y domicilio del Ateneo es uno de los monumentos emblemáticos del Cáceres histórico. El inmueble, que fue propiedad de los marqueses de Camarena hasta su venta en el siglo XX, es el resultado de un dilatado proceso de construcción que arranca en el siglo XV y concluye en el XVIII, aunque en el XX fue remodelado con el máximo respeto por el gran arquitecto extremeño Gerardo Ayala. Destacan en la construcción su fachada neoclásica del XVIII, las ventanas arquitrabadas y los blasones de los Carvajal y Ulloa y, sobre todo, su poderosa torre esquinera y su matacán mensulado. Dentro, los salones, estancias y patio, en las tres alturas del edificio, derrochan nobleza y elegancia por todas partes, incluyendo la antigua capilla que cobijó hermosas tablas de El Divino Morales. Hoy, este centro es un foco de pensamiento, arte, cultura y convivencia social para Cáceres y para todo el sur peninsular, gracias a la labor de sus socios bajo la presidencia de ese gran animador cultural que es Javier Domínguez Bayón, el ingeniero informático natural de Montánchez que actualmente dirige la institución.


La recaudación del acto va destinada a los refugiados de los campos de Serbia.


UN ACTO FANTÁSTICO

Bajo la dirección literaria y escénica de Marce Solís, dramaturgo, director y actor, el acto de presentación fue un híbrido de representación teatral, performance y concierto, en el que, tal vez, el único que sobró fui yo. Pero mi intervención era obligada, porque he sido el mentor y el prologuista del libro que se presentaba.

Un momento de la intervención del prologuista y mentor. PROPRONEWS
Un momento de la intervención del prologuista y mentor. PROPRONEWS

Así que me armé de valor y, antes de que el espectáculo comenzase, y por privilegio de Elisa y de Marce, hablé en primer lugar, para recordar el largo y doloroso camino que ha tenido que recorrer la humanidad para que todos veamos con plena normalidad la presentación de un libro escrito por una mujer. Hasta no hace mucho tiempo esto era prácticamente imposible. De hecho, la humanidad se ha perdido las posibles obras de tantas mujeres a las que durante siglos no se les permitió desarrollar ninguna labor creativa o artística. Puse de relieve la enorme pérdida que eso significa y, además, el daño infligido a la mujer a lo largo de la historia por eso que hoy llamamos eufemísticamente “violencia de género”.

Me di prisa por terminar cuanto antes, aunque lo que estaba diciendo era cosa seria, y enseguida empezó lo mejor. Elisa se colocó, como la estrella que es, en el pedestal central coronado por el silloncito giratorio de diseño, entre el aplauso de las cerca de trescientas personas –muchas otras se quedaron en la calle- que abarrotaban a reventar el peristilo y las dependencias anejas, incluidas las balconadas de las plantas superiores. Sobre ella, desde el techado del patio, colgaba un traje de novia con un enorme velo, simbolizando la temática matrimonialesca de la novela. Traje de novia con el que la autora se casó consigo misma hace dos años, como una pionera mundial que es de la sologamia (próximamente publicaremos el reportaje completo de tan original y divertida boda). Marce Solís ofició toda la ceremonia. La magnífica cantante Pilar Boyero interpretó algunas coplas, incluida una con letra customizada para la ocasión por Marce, acompañada a la guitarra por Perico de la Paula. Como las condiciones para la grabación de esta copla in situ no eran las mejores, la cantante ha tenido la gentileza de realizar una grabación expresa para los lectores de PROPRONEWS, que ofrecemos con esta información.

Pilar Boyero estuvo, como siempre, magnífica. PROPRONEWS
Pilar Boyero estuvo, como siempre, magnífica. PROPRONEWS

Finalmente, veintiséis mujeres –amigas de la escritora- fueron entrando en escena recitando un fragmento de cada uno de los capítulos de la novela. Luego, cada una se colocaba la máscara dispuesta al efecto y se sentaba en las sillas destinadas a este original y sucesivo coro. Hubo de todo y todo a gran altura. Hasta las intervinientes y el público pudieron formular preguntas de todo tipo a la autora, que esta contestó con el talento y la gracia que le caracterizan.

FIN DE FIESTA

Finalizados los parlamentos y las actuaciones, el velo de novia se descolgó desde la altura hasta los pies de Elisa y, al tiempo, un globo de espejuelos apareció de la nada sobre las cabezas de los asistentes, al tiempo que empezaba a sonar música disco, de manera que aquello se convirtió de pronto en un baile de discoteca en el que todos participamos. Terminada la música pasamos a la solidaridad.

Marce Solís, el creador del espectáculo, con nuestra estrella. PROPRONEWS
Marce Solís, el creador del espectáculo, con nuestra estrella. PROPRONEWS

La edición completa de la obra, publicada por la Diputación de Badajoz, no era venal y su destino era ser obsequiada a los asistentes. Pero Elisa está involucrada en acciones de filantropía que requieren financiación. Hay mucha gente necesitada en el mundo. Como el libro no podía venderse, lo que vendió Elisa fue su firma, a cambio de “la voluntad”. Y allí tuvimos durante horas a nuestra estrella firmando ejemplares a diestro y siniestro, hasta agotar la edición. Se recaudaron alrededor de dos mil euros, que irán destinados a la Plataforma de Refugiados de Cáceres, que realiza acciones humanitarias en diferentes países. En este caso, una miembro de la Plataforma llevará a los campos de refugiados de Serbia ese dinero próximamente.

Y como en ella todo es generosidad, los centenares de personas que asistimos al evento estuvimos comiendo y bebiendo a costa de Elisa –que había encargado un estupendo copeo y tapeo en un restaurante cercano- casi hasta la medianoche.

Ahora todos sus amigos y admiradores esperamos que escriba otro libro.