El corredor Valencia-Ciudad Real-Badajoz-Lisboa, imprescindible

El debate de la carretera N-430: solución norte, sur o central

1128
Buena parte del trazado de la N430 sigue siendo insuficiente y peligroso. CANAL EXTREMADURA
Buena parte del trazado de la N430 sigue siendo insuficiente y peligroso. CANAL EXTREMADURA

La España descentralizada y autonómica necesita infraestructuras en las que sustentar su naturaleza diferente a la España centralizada en la que todo tenía que pasar por el centro, Madrid, y por eso, las vías de comunicación debían ser radiales. La España actual necesita ejes viarios norte-sur (Autovía de la Plata y Autovía del Levante) y este-oeste, para favorecer un desarrollo armónico de todo el territorio. Por eso es esencial que se culmine en forma de autovía el enlace Valencia-Ciudad Real-Badajoz-Lisboa, que se corresponde con la carretera N-430, parte de la cual es ya autovía (A-43, A-31 y A-35), pero el resto es un trazado pésimo y muy peligroso, hasta el punto de que se lo conoce como “carretera de la muerte”, dada la cantidad de víctimas que causan los accidentes provocados por sus malas condiciones, por lo que no se explica que el Gobierno haya aplazado una vez más la conversión de la N-430 en autovía. El autor de este trabajo, experto indiscutible en la materia, analiza la situación actual del problema, incluyendo las tres opciones existentes.

Manuel Martín Ruiz
Manuel Martín Ruiz

Madrid.-

Recientemente apareció la noticia en prensa de la reunión que iban a mantener el alcalde de la ciudad donde nací, Don Benito, José Luis Quintana Álvarez, con su homólogo de Puertollano, Adolfo Muñiz Lorenzo. Entre los asuntos a tratar figuraba de forma relevante la conversión de la N-430 en la A-43, en lo que se ha venido llamando “Solución Sur”. Posteriormente, se ha incorporado la solución que denomino “Solución Central” como alternativa a la denominada “Solución Norte”, de competencia estatal y actual trazado de la N-430, o corredor este–oeste, Valencia-Ciudad Real-Badajoz-Lisboa.

Es sorprendente que se planteen ambas soluciones como alternativas a la “Solución Norte” en lugar de complementarias, pues las posibilidades de actuar de manera más eficiente con la distribución de competencia en materia de carreteras sería, de una parte, la finalización del tramo Ciudad Real-Torrefresneda como autovía, en su actual trazado; la finalización de la autovía Miajadas-Don Benito-Villanueva de la Serena-Campanario-Castuera-Cabeza del Buey, y la petición, como obra de interés general a solicitud de las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha y Extremadura, del tramo Puertollano-Almadén-Cabeza del Buey.


El debate abierto tras el planteamiento de las alternativas ha servido de coartada a la Administración del Estado para no completar el tramo “Solución Norte”.


En síntesis, lo que propone la “Solución Sur” es trazar una autovía desde Puertollano-Almadén-Cabeza del Buey-Quintana de la Serena-Guareña-Torrefresneda. En tanto que la “Solución Central” sería: Puertollano-Almadén-Cabeza del Buey- Villanueva de la Serena para encontrar la A-5 a la altura de Torrefresneda y así completar el eje Valencia-Badajoz-Lisboa.

Mapa de campo, con las tres posibles soluciones.
Mapa de campo, con las tres posibles soluciones.

OBJETO DE RECLAMACIÓN POR LA JUNTA

En ambos casos, supone, en primer lugar ,una renuncia a completar la autovía por la traza actual, competencia estatal desde el RD 945/1984, de 28 de marzo de transferencias a la Comunidad de Extremadura en materia de carreteras, y que debería haber sido objeto de reclamación por la Junta de Extremadura desde esa fecha.

Sin duda, el debate abierto tras el planteamiento de las alternativas ha servido de coartada a la Administración del Estado para no completar el tramo “Solución Norte”, que es de su competencia. Otras Comunidades se habrán beneficiado de esos recursos, mientras las poblaciones afectadas llevan treinta y seis años esperando una solución.

Por otra parte, ambas soluciones ocasionan una nueva fragmentación del territorio en el caso “Solución Central” de 135 km, tramo Almadén-Villanueva de la Serena En el caso de la “Solución Sur”, la nueva traza sería, en el mejor escenario, unos 60 km, tramo comprendido entre Quintana de la Serena y Torrefresneda. Sin que, por ello, logren una mayor cohesión territorial, al discurrir por territorios sin población alguna.

Además, supone privar de acceso rápido a las actividades y recursos náuticos, caza, pesca, culturales, religiosos y gastronómicos, de nuestros embalses y reservas regionales de Cíjara, Geoparque Villuerca-Ibores y Jara, Biosfera Siberia. Este trazado actual, N-430, vertebra y cohesiona de forma más completa a ciudades y poblaciones de las dos provincias; por citar algunas, Fuenlabrada de los Montes, Herrera del Duque, Castilblanco, Valdecaballero, Guadalupe, Cañamero, Logrosán, Madrigalejo, Zorita, Casas de Don Pedro, Navalvillar de Pela, Valdivia, etc.

El interés de Castilla-La Mancha por enlazar Almadén con Cabeza del Buey no es otro que encontrar la salida Norte-Sur que se pretendía con la autovía Toledo-Ciudad Real-Puertollano-Córdoba, fallida por Declaración de Impacto Ambiental desfavorable, y enlazar con la que debería haber sido ya autovía Badajoz-Córdoba, N-432. Y ese precisamente debería ser el interés de Extremadura, acceder a Córdoba, prolongando la autovía Miajadas-Don Benito–Villanueva de la Serena-Campanario-Castuera y Cabeza del Buey. En estos casos, se aprovecharía el actual trazado de la EX104, competencia de la Junta. De esta forma, los productos agrícolas, ganaderos, rocas y minerales podrían acceder al puerto de Algeciras sin tener que salir a la Ruta de la Plata, A-66. Al tiempo que a Madrid, Sines o Valencia.

El corredor este-oeste es esencial. WIKIPEDIA
El corredor este-oeste es esencial. WIKIPEDIA

FINANCIACIÓN

En cuanto al origen de la financiación, la “Solución Norte” sería financiada íntegramente por fondos estatales; la prolongación de la autovía Villanueva de la Serena-Cabeza del Buey, por fondos autonómicos. A este fin podrían ser destinados los 360 millones de euros de fondos regionales anunciados por la Junta de Extremadura a la autovía Cáceres-Badajoz en 2006, tras haber pasado de nuevo a competencia estatal el 14 de junio de 2019. Además, en su financiación, y pese a ser de titularidad regional, podría participar el Estado. Así fue realizada la autovía Ciudad Real-Puertollano que, siendo de titularidad regional, fue financiada con una aportación estatal de 62,5 millones de euros.

De esta forma, Extremadura dispondría de un eje centro-oeste, A-5 (Madrid-Badajoz-Lisboa), un eje centro-sur, Madrid-Miajadas-Cabeza del Buey-Córdoba-Algeciras y un eje este-oeste, Valencia-Ciudad Real-Badajoz-Lisboa- Sines, convirtiendo Don Benito- Villanueva de la Serena en una encrucijada estratégica.

Finalmente, dado que el mencionado RD 945/1984 reserva a la Administración del Estado “la facultad de proyectar, construir, conservar y explotar nuevas carreteras de interés general, en desarrollo de las atribuciones conferidas al Estado por los artículos 131 y 149.1.24 de la Constitución española”, las Comunidades de Castilla la Mancha y Extremadura deberían solicitar declaración de obra de interés general la autovía Puertollano-Almadén y Cabeza del Buey, buscando el encuentro con la N-432, Badajoz-Córdoba, ya sea por Azuaga o por Hinojosa del Duque.

La carretera de la muerte. PLATAFORMA N430
La carretera de la muerte. PLATAFORMA N430

Si, por razones medioambientales o dificultad orográfica, incluso allá donde el aforo de tráfico no resulte excesivo, podría ser asumible, al menos temporalmente, la suspensión modo autovía por el de vía rápida con desdoblamientos de carriles.

El Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, pedía en el número 7º de Cuadernos Extremeños para el Debate y la Acción, “que creamos que estamos en uno de los momentos más importante de nuestra historia”. Ciertamente, el momento es propicio para la esperanza con la llegada de Fondos Next Generation y, sin duda, será mucho más creíble en la medida en que las decisiones de nuestros políticos vayan acompañadas del suficiente debate, de acuerdo con las restantes fuerzas políticas, en asuntos tan importantes como la vertebración territorial y lo más ajustadas al marco competencial y, sobre todo, eficientes.

(Manuel Martín Ruiz, economista e ingeniero de O.P., ha sido alto funcionario de diferentes ministerios, comunidades autónomas e instituciones diversas).

SOBRE EL AUTOR

Manuel Martín Ruiz, economista, ingeniero de Obras Públicas y alto funcionario nacional y autonómico, nuevo colaborador de PROPRONews