¡Pilar!, (lo demás no importa)

Las fotos que comparte la famosa recién casada para que los demás y las demás nos muramos de envidia

270
En las paradisíacas playas de la luna de miel.
En las paradisíacas playas de la luna de miel.

El paisaje es lo de menos. Es una playa idílica, uno de los escenarios de su luna de miel. Pero ¿a quién importa eso? ¿Quién va a mirar esos detalles de los arbolillos, las palmeritas, la arena blanca, la mar transparente y tal y tal? No importa nada. Lo único que importa es ella, hermosa y radiante como una venus que emerge de las aguas. Suponemos que las fotos se las haría su feliz marido, don Sergio, como un espontáneo Botticelli de la cámara. Pero ya que están en las redes queríamos compartirlas con nuestros lectores y lectoras. Es Pilar Rubio en bañador y, ustedes, mujeres y hombres que nos leen, estarán de acuerdo en que lo demás no importa.

Hay maridos liberales, por no decir normales, a los que no les importa que sus mujeres divulguen su palmito en las redes. Es una de las ventajas de occidente. En otras culturas agarran –no decimos cogen para que nuestros lectores argentinos no se alteren- a la atrevida y la lapidan directamente. Pero nosotros somos así, aunque no todos claro, porque para algunos maridos que conocemos un atrevimiento como este sería, cuando menos, motivo de divorcio.

He aquí a dos seres –al segundo, Sergio Ramos, se le supone en la escena, aunque no le veamos- disfrutando como niños de todo lo que ofrece el buen vivir. Oye, pues muy bien. Han querido compartir con todos y todas sus posados más fascinantes y se lo agradecemos, y no como esos Pablo e Irene, que no nos dejan ver ni una mala foto de ellos dos en la piscina de su casoplón de Galapagar.

Y ella, feliz como una perdiz.
Y ella, feliz como una perdiz.

Si los lectores y lectoras quieren ver más de Pilar y Sergio, les invitamos a que visiten Istagram y Facebook. Por nuestra parte, brindamos por la felicidad de ambos. No todo van a ser críticas como La chorraboda del año que publicamos hace unos días con motivo de su enlace matrimonial.