Anne Hidalgo, la gran esperanza de la izquierda francesa

Su incontestable reválida al frente de la alcaldía de París la convierte en punto de referencia de la socialdemocracia europea y le da opciones para presidir Francia

549
Anne Hidaldo ha vuelto a hacer historia. J.M. PAGADOR
Anne Hidaldo ha vuelto a hacer historia. J.M. PAGADOR

El triunfo arrollador de Anne Hidalgo en las recientes elecciones municipales francesas la fortalece como figura consolidada de la socialdemocracia europea y la convierte en la gran esperanza de la izquierda francesa tras la hecatombe electoral que el PSF sufrió en 2017. La política francesa de origen español ha demostrado su capacidad integradora e ilusionante, su inteligencia y su idoneidad para concitar la adhesión de un electorado de izquierdas moderno, solidario y ecologista. El futuro que se abre ante ella está abierto a los máximos logros. Emmanuel Macron le tiene miedo.

París.-

Conquistar la alcaldía de la capital de tu país ha sido a veces el trampolín de un político para saltar a la presidencia del mismo. Es el caso de Jacques Chirac, presidente de la República que antes fue alcalde de París, o del primer ministro británico Boris Johnson, que antes lo fue de Londres, entre otros. No queremos aventurar que tal paso estuviese en los planes de Anne Hidalgo al presentarse a la reelección para la alcaldía de París. Lo que decimos es que, reelegida tan brillantemente, eso refuerza sus opciones para, llegado el momento, dar el salto a la política nacional, habida cuenta de que ni en la izquierda francesa ni menos en el PSF existe hoy un líder capaz de hacerle sombra, y considerando también que parece estar llegando el momento -como ocurre ya en numerosos países- para que una mujer encabece las más altas magistraturas de una nación como la francesa, gobernada hasta la fecha siempre por hombres, a excepción del breve período de 1991 a 1992 en que la también socialista Édith Cresson fue primera ministra bajo la presidencia de François Mitterrand.


“Si gana París puede ser una candidata temible en las presidenciales” dijo Emmanuel Macron antes de las elecciones.


Las mujeres presidentas han demostrado en la pandemia de coronavirus una especial sensibilidad y capacidad para hacer frente a la crisis. A la cabeza de la decena de países que mejor han enfrentado el actual desastre se encuentran mujeres, políticas de sólida formación y experiencia -y no solo Angela Merkel- que han logrado el mejor resultado tanto en lo sanitario como en lo económico. Eso no puede ser casualidad. Y si las mujeres gobernantes son capaces de semejante éxito en una crisis como la actual, ni que decir tiene de lo que son capaces en situación de normalidad. El mayor ejemplo, ahora sí, es Angela Merkel, que ha situado a Alemania a la cabeza del mundo en solidaridad, desarrollo e influencia. Por eso muchos ciudadanos y ciudadanas de Francia -y de España, por supuesto- desean que en un futuro próximo sea una mujer la que presida el gobierno.

La alcaldesa ha hecho una París más verde y habitable. J.M. PAGADOR
La alcaldesa ha hecho una París más verde y habitable. J.M. PAGADOR

La deriva del socialismo francés dirigido por hombres -a veces por machos alfa- ha conducido al desastre protagonizado por Benoît Hamon, secretario general y candidato socialista a las presidenciales francesas de 2017, que obtuvo el 6 % de los votos, el peor resultado del PSF desde finales de los años 60, quedando en quinto lugar entre los partidos franceses. En aquella ocasión los socialistas quedaron eliminados de la contienda electoral de la segunda vuelta, igual que ocurrió en 2002, en una imparable cuesta abajo tras los fracasos de François Hollande.


De su posible salto a la política nacional existe el precedente de la única mujer primera ministra de Francia hasta ahora, la también socialista Édith Cresson.


HIDALGO, LA ESPERANZA

Y en este panorama desolador emerge con fuerza la figura de Anne Hidalgo, de la que el actual presidente de la República, Emmanuel Macron, dijo antes de las elecciones, que “si gana París puede ser una temible candidata en las presidenciales”. Y no solo ha ganado, sino que lo ha hecho de manera contundente. Anne Hidalgo, licenciada en Derecho Laboral, funcionaria por oposición en la administración francesa de la Inspección de Trabajo, es la primera mujer de la historia en ganar la alcaldía de París, que ya conquistó en las elecciones municipales de 2016 con más del 54 % de los votos. Y que el 28 de junio de 2020 ha revalidado el cargo con el 50 % de los votos y una ventaja sobre la segunda, la prestigiosa candidata conservadora Rachida Dati -que fue ministra de Justicia con Nicolás Sarkozy-, de 15 puntos porcentuales, y a más de 35 puntos de distancia de la oficialista, Agnes Buzyn, candidata del gobernante La República en Marcha, del actual presidente Emmanuel Macron, cuyos candidatos han sufrido un severo castigo.

Aire limpio, peatones y ciclistas, una prioridad para la alcaldesa. J.M. PAGADOR
Aire limpio, peatones y ciclistas, una prioridad para la alcaldesa. J.M. PAGADOR

Anne Hidalgo nació en San Fernando (Cádiz) en 1959, tenía dos años cuando sus padres emigraron a Francia en busca de un futuro mejor para la familia. Educada primero en la universidad de Lyon y luego en la de París X Nanterre, es una mujer hecha a sí misma, que desde un origen humilde ha construido una sólida carrera funcionarial y pública hasta convertirse en una de las figuras más relevantes de la política francesa actual y, sin duda, la más sobresaliente del Partido Socialista francés. Su apuesta por la salud pública, el ecologismo, la inclusión social y el humanismo le han dado por segunda vez la alcaldía de París y le han abierto definitivamente las puertas de la más alta magistratura de Francia. Con 61 años y una experiencia administrativa y política de casi cuatro décadas, está en una edad perfecta y tiene la formación académica y el bagaje suficiente para dar el salto a la presidencia de la República.

Conquistar por segunda vez la alcaldía de París, un logro histórico. J.M. PAGADOR
Conquistar por segunda vez la alcaldía de París, un logro histórico. J.M. PAGADOR

Socialdemocracia y ecologismo casan bien y Anne Hidalgo lo ha demostrado doblemente con su programa netamente ecologista -está consiguiendo hacer de París una de las ciudades más accesibles, verdes y sanas del mundo- y su alianza con los Verdes. La izquierda roji-verde vuelve a tener protagonismo en la política francesa, augurando un cambio que ya no se presenta tan difícil como hace tan solo un par de años. Anne Hidalgo es la esperanza de quienes quieren un París y una Francia mejores. Nosotros, que hemos estado cerca de ella, la hemos escuchado en persona y hemos comprobado su sencillez, su humanidad, su empatía y su liderazgo, nos atrevemos a pronosticar que Anne Hidalgo es la primera mujer capaz de presidir Francia. Al tiempo.

Transparencia, empatía, cercanía, ecologismo y buena gestión, la fórmula de Anne. J.M. PAGADOR
Transparencia, empatía, cercanía, ecologismo y buena gestión, la fórmula de Anne. J.M. PAGADOR

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Hoy, Día de Portugal, el éxito de un país envidiable

Comiendo con la máxima autoridad mundial

La lección portuguesa

Portugal, un espejo en el que España nunca ha querido mirarse

Gana Merkel

Merkel, la líder más admirada